Giménez, Roldán y Bal, tras presentar el recurso ante el Tribunal Constitucional
Giménez, Roldán y Bal, tras presentar el recurso ante el Tribunal Constitucional - Guillermo Navarro

Ciudadanos lleva al TC los acatamientos de la Constitución que validó Batet

Roldán señala que los independentistas «se mofaron» de la Carta Magna y «humillaron a todos los españoles»

MadridActualizado:

Ciudadanos siguió ayer los pasos del Partido Popular y presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para impugnar las fórmulas de acatamiento de la Carta Magna de los parlamentarios independentistas durante la sesión constitutiva del Congreso el pasado 21 de mayo. La recién designada portavoz nacional de la Ejecutiva de Cs, Lorena Roldán, y los diputados Edmundo Bal y Sara Giménez fueron los encargados de registrar el escrito, de 58 páginas, en el órgano de garantías.

Roldán, candidata a la presidencia de la Generalitat, calificó de «esperpento» lo vivido ese día en la Cámara Baja. En su comparecencia a las puertas del TC manifestó que los parlamentarios secesionistas «se mofaron de la Constitución, de las leyes y humillaron a todos los españoles».

Al mismo tiempo, recordó que los separatistas vulneraron la propia doctrina del Tribunal, que, tal y como recogen en su escrito, ya se ha pronunciado hasta en cinco ocasiones sobre este asunto. Según el TC, no se puede acompañar la expresión ritual «de cláusulas que de una u otra forma vacíen, limiten o condicionen su sentido propio, sea cual fuese la justificación invocada para ello».

«El acatamiento no se puede vaciar de contenido y, en este caso, no solo se está haciendo eso sino que se está claramente rechazando la Constitución», aseveró Roldán.

«Miró hacia otro lado»

La portavoz de la formación que preside Albert Rivera explicó a los medios que el motivo por el que han esperado dos meses hasta presentar el recurso es que primero querían «agotar la vía parlamentaria» antes de acudir a la justicia. Tanto Cs como el PP interpusieron una reconsideración ante la Mesa del Parlamento, que desestimó revisar la legalidad de estas fórmulas.

Roldán arremetió contra la presidenta del Congreso en funciones, Meritxell Batet, y le recriminó «mirar hacia otro lado». «Ha decidido poner el Congreso al servicio de los intereses de Sánchez. Debería frenar este tipo de acatamientos antirreglamentarios, pero a día de hoy sigue diciendo que no ve nada destacable en referirse a la república catalana, hablar de los políticos presos o, incluso, del referéndum ilegal del 1 de octubre», expresó.

En el recurso exponen que Batet «infringió el Reglamento de la Cámara y violentó los derechos de los recurrentes». Además, le reprochan que no evitara que diputados de partidos como ERC o JpC emplearan proclamas incompatibles con la Carta Magna para tomar posesión de su cargo. «Debió haber impedido los añadidos que de manera escandalosa desvirtuaban, desnaturalizaban y ridiculizaban el acatamiento de la Constitución», apuntan.

Ciudadanos considera que 99 parlamentarios se salieron de la fórmula consignada en la Resolución del Congreso, pero cuestiona fundamentalmente la de 21 de ellos. Entre las expresiones recurridas se encuentra la del líder de ERC Oriol Junqueras, en prisión preventiva por rebelión y a la espera de la sentencia del Supremo por el «procés». El exvicepresidente de la Generalitat dijo: «Desde el compromiso republicano, como preso político y por imperativo legal, sí prometo».

En su recurso, Cs pide al TC que anule la condición plena de diputado de los aludidos hasta que no acaten «conforme a la doctrina constitucional».