Pablo Casado, entre Teodoro García Egea y Ana Beltrán, en el Comité Ejecutivo Nacional del PP - Efe / Vídeo: EuropaPress

Casado ofrece «generosidad» a Ciudadanos en las listas para ganar a la izquierda con España Suma

El líder del PP pide una «mayoría centrada» y acabar con el «error histórico» de la fragmentación del centro-derecha

MadridActualizado:

El Partido Popular ha reactivado este lunes su maquinaria electoral, justo un día antes de que el Rey disuelva las Cortes y convoque elecciones al cumplirse el plazo de dos meses sin que haya investidura de un presidente. Pablo Casado ha presidido el Comité Ejecutivo, con el objetivo de «salir a ganar» el 10 de noviembre, pero también de lograr un acuerdo «generoso» con Ciudadanos para optimizar los votos a través de la fórmula electoral España Suma.

En el Comité Ejecutivo Nacional, el PP ha estrenado lema, «Unir para ganar», un mensaje que, según fuentes del PP, resume el discurso de Casado con el objetivo del partido, que es la alianza del centro-derecha.

En los últimos días, Casado ha ofrecido «generosidad» a Ciudadanos en las listas, y ha recordado que los dos partido saldrían ganando. Esa generosidad implicaría renunciar a puestos clave en algunas listas, para que fueran ocupadas por el partido de Rivera, dentro de España Suma. Ahí entraría la oferta de Cayetana Álvarez de Toledo, una de las máximas defensoras de España Suma, de ceder el número uno por Barcelona a Inés Arrimadas. En realidad si se formara la coalición en Cataluña, sería Álvarez de Toledo la que se incorporará a la lista encabezada por Arrimadas, cuyos resultados electorales siempre han sido mucho mejores.

En la entrevista de ABC del domingo, Casado aseguró que España Suma es una «iniciativa inteligente, necesaria y generosa», y explicó que esa generosidad implica que al final crecerían los dos partidos: «Sería una cuestión de ubicar las distintas candidaturas según los estudios en cada provincia». En ese sentido, el PP no solo respetaría que Ciudadanos encabezara las listas donde ya fue primero, como en Barcelona, sino que podría ofrecerle otras circunscripciones como cabezas de cartel.

Además de la oferta de España Suma a Ciudadanos, para intentar ganar a la izquierda, los populares están pendientes ahora de las listas, con una previsión de crecimiento, si no hay coalición con otros partidos, de unos 40 parlamentarios, 20 en el Congreso y 20 en el Senado. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido que se aproveche ese crecimiento para incorporar a gente que fortalezca el partido.

Mayoría «centrada»

En su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional, Casado ha ofrecido liderar «una mayoría centrada, que ofrezca tranquilidad y progreso, una mayoría que quiere hacer cosas no contra nadie, sino a favor de muchos. Que rechaza cordones sanitarios».

Casado ha hecho autocrítica sobre el pasado del PP: «Probablemente, no estuvimos atentos a los sentimientos de los españoles que se sintieron afectados por la crisis. Y es evidente que ha habido problemas de ejemplaridad pública, debemos estar más vigilantes y activos para que no vuelva a romperse la confianza de los españoles».

«Hay que salir a ganar», ha subrayado Casado, quien ha pedido unidad de voto. «Las consecuencias de la división, ha insistido, son letales para España».

«La fractura del centro-derecha significa desandar el camino histórico que le llevó a la unidad y al Gobierno». «Constituye uno de los errores políticos más graves de la historia del liberalismo y conservadurismo español».

El PP quiere «unir para gobernar, gobernar para ganar y ganar para unir». Casado cree que hay que abordar sin reserva dentro de la unidad del centro-derecha, entre partidos y también con los electores, explicando «el coste» del abandono de la casa común. «No hay posibilidad alguna de sustituir al PP como cerebro y corazón del centro-derecha español».

«Tendremos que ser generosos y pacientes, pero es la tarea política esencial en este momento y es la que me he fijado como objetivo», ha subrayado el líder del PP.