Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados
Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados - EFE

Batet justifica la inactividad parlamentaria: La prioridad es la investidura, no controlar al Gobierno

La presidenta del Congreso considera que los tiempos que se están siguiendo en la cámara entran dentro «de los parámetros de normalidad»

MadridActualizado:

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha asegurado este lunes que la «máxima prioridad» actual del Parlamento no es activar el control a un Gobierno que está en funciones, y por tanto sin plenas capacidades, sino celebrar la investidura para que haya un Gobierno con «plenas capacidades».

«Nuestra máxima prioridad no es controlar a un Gobierno que no está a pleno rendimiento ni con plenas capacidades, sino propiciar que haya un Gobierno que pueda ser controlado con todas sus capacidades», ha resumido.

Batet ha añadido que los tiempos que se están siguiendo en la Cámara para la activación de mecanismos de control se mueven en «unos parámetros de normalidad», si bien ha reconocido que se «pueden hacer largos».

La presidenta del Congreso ha hecho ambas afirmaciones en la inauguración del curso de verano que organizan la Asociación de Periodistas Parlamentarios y la Universidad Rey Juan Carlos.

Ha aludido Batet a la controversia generada por los plazos que se están siguiendo en la Cámara para articular el control al Gobierno, aunque esté en funciones.

La oposición, liderada por PP y por Cs, está apremiando para que las comisiones parlamentarias se formen cuanto antes, y a esta solicitud se ha sumado Unidas Podemos.

Se ha fijado fecha, el día 23, para formar la Diputación Permanente, que es el órgano que gobierna el Congreso cuando el periodo es inhábil, como este mes de julio, y está previsto que después se constituyan las comisiones.

Hasta entonces, y por ahora, el único mecanismo de control habilitado es el de la tramitación de las preguntas dirigidas al Gobierno para que responda por escrito, y así, Batet ha recalcado que la Mesa de la Cámara ya ha calificado unas 350. Ha subrayado que semejante actuación no se había hecho nunca antes.

La presidenta del Congreso, diputada socialista por Barcelona, ha recordado que el control a un Gobierno en funciones es algo avalado por el Tribunal Constitucional a raíz precisamente de un recurso presentado por la oposición de la legislatura anterior.

Pero también ha recordado que ese recurso tuvo su origen en una excepción: cuando en la legislatura XI el candidato propuesto por el rey para la investidura declinó.

Batet ha hecho referencia al entonces líder del PP, Mariano Rajoy, aunque no lo ha citado, y ha incidido en que entonces, primeros meses de 2016, se abrió «un tiempo incierto» al no dilucidarse «un límite temporal» a un Gobierno en funciones.

De ahí, el recurso al Constitucional para poder controlar al Gobierno, pero, como ha indicado Batet, la situación de aquel año no se puede comparar con la actual.

Ahora, y siempre tras celebrarse unas elecciones generales, la máxima prioridad de un Parlamento ha de ser la investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno, en este caso Pedro Sánchez, por encargo del rey.

A su juicio, los plazos actuales, sin previsión de que se creen las comisiones antes del 23, están «dentro de unos parámetros de normalidad», si bien «se pueden hacer largos».

Con todo, ha dicho Batet, «la complejidad de la realidad actual, con más fuerzas políticas que nunca», requiere tiempos de negociación y de acuerdo.