Pleno de sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados
Pleno de sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados - ABC

Moncloa avisa a Batet de que el Congreso debe seguir varado

Celaá considera que no deben constituirse las comisiones hasta que no haya investidura

MadridActualizado:

Cuántos más argumentos ofrece el Gobierno para intentar justificar por qué no se somete al control del Congreso, más preso cae de sus propias palabras. No las pronunciadas hoy sino cuando se encontraba en la oposición. Con el PP, Ciudadanos y Podemos pidiendo a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ponga en marcha las comisiones parlamentarias cuanto antes para iniciar el control al Gobierno, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, advirtió que estos órganos no deben ponerse en marcha hasta que se produzca el debate de investidura. «Si no hemos tenido ni sesión de investidura cómo vamos a establecer las comisiones», subrayó ayer en la rueda posterior al Consejo de Ministros. «Hasta que no haya un gobierno organizado es difícil establecer una comisión. ¿Se puede hacer? Sí, en un sentido muy amplio», limitó.

Dos meses de parálisis

El mensaje es muy claro. Y es que tras la reunión de la Mesa del Congreso, el pasado miércoles, la vicepresidenta primera de la Cámara y representante de Podemos, Gloria Elizo, destacó que Batet había dado a entender su intención de impulsar la creación de las comisiones parlamentarias durante la semana que viene. Los tres grandes partidos de la oposición le están exigiendo su constitución de manera inmediata ya que desde las elecciones del 28 de abril han pasado más de dos meses. Asimismo, la política catalana lleva más de mes y medio ocupando la presidencia del Congreso. El mensaje de Celaá es doblemente polémico porque puede interpretarse como una injerencia del Gobierno en el Congreso. Dos poderes que nuestra Constitución establece como independientes el uno del otro.

¿A pleno rendimiento?

Pero, además, las palabras de la portavoz vuelven a contradecir la posición que mantuvo el PSOE tras las elecciones de 2015. Un mes después de aquellos comicios y a los quince días de resultar elegido presidente del Congreso, el socialista Patxi López aseguraba que la Cámara baja empezaba «a trabajar a pleno rendimiento» y anunciaba la puesta en marcha inminente de las comisiones parlamentarias, defendiendo que la Cámara no debía esperar al debate de investidura. «Aunque haya un Gobierno en funciones, esta Cámara no está en funciones, y va a empezar a trabajar en el plazo más breve», prometió el 26 de enero de 2016.

Aquel día, también aseguró que los letrados de la Cámara habían avalado vía informe que no había restricciones al ejercicio del control al Gobierno en funciones. «No tenemos por qué esperar a que haya un pleno de investidura», aseveró. «Aunque esté en funciones, Gobierno hay, y esta Cámara no está en funciones», abundó. Celaá también justificó la ausencia de control al Gobierno en que Pedro Sánchez lleva en funciones mucho menos tiempo del que estuvo Rajoy. Pero ha obviado recordar que el líder socialista inició una dura campaña para controlar al Ejecutivo del PP al mes y medio después de que Rajoy entrara en interinidad. Sánchez, en cambio, ha superado ya los dos meses en esta situación.