La abogada Virginia López, a su llegada al tribunal que juzga el caso Nóos
La abogada Virginia López, a su llegada al tribunal que juzga el caso Nóos - AFP
TRIBUNALES

La abogada de Manos Limpias en Nóos se niega a declarar como imputada porque se iba a grabar su imagen

Sostiene que la Fiscalía iba a filtrar su declaración y por eso presentará un escrito en el juzgado para «tumbar» la acusación de haberse repartido con el secretario general de sindicato 109.600 euros en metálico de una cuenta de Manos Limpias

MadridActualizado:

La abogada Virginia López se ha negado hoy a declarar como investigada (la actual figura jurídica del imputado) por apropiación indebida porque la comparecencia «iba a ser grabada en vídeo». El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Madrid le ha explicado que la Ley de Enjuiciamiento criminal estipula que las declaraciones de los investigados serán grabadas en vídeo, pero la letrada argumenta que la fiscal del caso «iba a filtrar la declaración para desacreditarla», según informan a ABC fuentes del caso.

Tras ello, Virginia López ha comunicado que presentará un escrito en el juzgado en el que ofrecerá los argumentos de su defensa. Como imputada, tiene derecho a negarse a declarar, por lo que el juez ha dado por concluida la citación.

La letrada tenía que comparecer el pasado 25 de febrero, pero no se presentó, alegando que debía estar ejerciendo la acusación popular en el juicio del caso Nóos. El magistrado la volvió a citar para hoy martes, que es festivo en Baleares, tras recibir un justificante de la Audiencia de Palma.

La Fiscalía se querelló contra Virginia López y contra el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, por repartirse en metálico 109.600 euros que procedían de aportaciones de afectados de la estafa de Afinsa, un caso desvelado por ABC.

El líder de la organización autorizó una transferencia de 110.800 euros de una cuenta del sindicato en Madrid a otra particular que Bernad y López habían abierto en una sucursal del BBVA en Valladolid. En febrero de 2011, Bernad y López ordenaron devolver esa cantidad a la cuenta del sindicato. A continuación, el secretario general de la organización retiró en efectivo 103.500 euros. Le dio la mitad a Virginia López en metálico para el «pago de honorarios», pese a que los abogados del sindicato no cobran y ella misma así lo ha manifestado públicamente. Bernad se quedó la otra mitad, también en efectivo, para abonar «deudas de Manos Limpias», según declaró a este diario.

Ambos sostienen que el dinero de los afectados de Afinsa sirvió para ejercer acciones judiciales contra el Estado por la intervención de la sociedad inversora en sellos de correos. Tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo rechazaron estas acciones judiciales porque eran idénticas a otras archivadas con anterioridad. El Supremo los condenó al pago de las costas judiciales. La línea de defensa de López es que fue contratada para realizar un trabajo y este se hizo, pero los afectados de Afinsa recurrieron a Manos Limpias, una organización que, teóricamente, no tiene ánimo de lucro y, por lo tanto, no paga impuestos. La letrada sostiene que declaró estos ingresos a Hacienda, pero no ha presentado las facturas. Todas las fuentes consultadas por ABC aseguran que no existen tales facturas. El secretario general del sindicato tampoco ha presnetado factura alguna de esos más de 100.000 euros.

La cantidad que la fiscal consideró finalmente como apropiación indebida es de 109.600 euros. Ni Bernad ni López han presentado hasta la fecha facturas ni otros documentos que justifiquen el destino de esos fondos.

La investigación se inició en cumplimiento de los protocolos contra el blanqueo cuando el banco informó de los movimientos en efectivo al Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac). Este organismo investigó los hechos y presentó una denuncia en la Sección de delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid.