La Fiscalía investiga por blanqueo al líder de Manos Limpias y a la abogada del caso Nóos

Miguel Bernad y Virginia López se repartieron 103.500 euros en efectivo de una cuenta del sindicato. Dicen que era para el pago de «gastos y honorarios»

MadridActualizado:

La Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid está investigando al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y a la abogada Virginia López por blanqueo de capitales y apropiación indebida. El motivo es la retirada de una cuenta del sindicato de 103.500 euros en efectivo.

La mitad de ese dinero se la quedó Bernad y la otra mitad se la entregó a Virginia López, conocida por sus apariciones en tertulias de televisión en su condición de abogada de la acusación popular en el caso Nóos. El líder de Manos Limpias reconoció el reparto de fondos el pasado 14 de octubre durante su declaración en la Fiscalía Provincial de Madrid en calidad de denunciado. Ayer aseguró aseguró a ABC que tanto el origen como el destino de los fondos es «lícito». «Me quedé la mitad para pagar deudas del sindicato y le di la otra mitad a Virginia López para abonarle sus honorarios», sostiene. Preguntado por qué realizó esos movimientos tan elevados en metálico, asevera que «el banco no estuvo a la altura y, además, si el origen del dinero es lícito lo puedo sacar en metálico cuando quiera». Virginia López no atendió las llamadas de este diario.

Los hechos se remontan a finales de 2010. El dinero procedía de las aportaciones que había realizado casi mil ahorradores de Fórum-Afinsa, la estafa de la inversión en sellos de correos. Habían recogido ese dinero para denunciar la intervención de la empresa.

Cuatro retiradas de efectivo

Según consta en las diligencias de investigación, primero Miguel Bernad «autorizó» la transferencia de 110.800 euros de una cuenta de Manos Limpias en una oficina del BBVA en Madrid a una cuenta particular en una sucursal de la misma entidad pero sita en Valladolid cuyos cotitulares eran el propio Bernad y Virginia López a título personal (ambos son de Valladolid).

«A los pocos días», esos 110.800 euros fueron devueltos a la cuenta del sindicato. Según fuentes consultadas por ABC, ambos se dieron cuenta de que no podían transferir fondos del sindicato a su cuenta personal. A continuación, el líder de Manos Limpias extrajo de la cuenta del sindicato 103.500 euros en efectivo, concretamente en cuatro retiradas.

La entidad bancaria, en cumplimiento de las normas de lucha contra el fraude fiscal y el blanqueo de capitales, notificó los movimientos sospechosos al Sepblac, la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias. Este organismo realizó un exhaustivo informe de inteligencia financiera y halló indicios de actividad delictiva. Por este motivo, el Sepblac remitió una denuncia a la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid, donde abrieron diligencias de investigación que están bajo secreto. Según fuentes conocedoras del procedimiento, el informe relativo a las cuentas de Miguel Bernad no deparó sorpresas, pero sí la investigación financiera a Virginia López. La fiscal encargada del caso los citó a ambos en calidad de denunciados para que explicaran el destino de esos fondos el pasado 14 de octubre, pero Virginia López no se presentó.

Durante el interrogatorio, Bernad dijo que «no recordaba» haber sido cotitular de la cuenta abierta en Valladolid con su abogada de confianza a la que fueron enviados en un primer momento 110.800 euros. No obstante, el informe del Sepblac así lo demostraba. Preguntado por qué unos días después ordenaron reingresar el dinero en la cuenta del sindicato, Bernad se limitó a decir «no lo sé».

En cuanto a las retiradas de efectivo que realizó a continuación y que suman los 103.500 euros objetos de la investigación, Bernad sí recuerda lo que ocurrió: «La mitad fue para Virginia y creo que se lo di en efectivo», manifestó.

Bernad dijo que «no recordaba» haber sido cotitular de la cuenta abierta en Valladolid

Llama la atención el hecho de que ningún abogado de Manos Limpias cobra. Así lo ha manifestado Miguel Bernad en varias entrevistas, ya que los letrados e incluso los procuradores colaboran desinteresadamente con Manos Limpias para luchar contra la corrupción. La propia Virginia López manifestó en una entrevista al diario «Hoy» publicada con posterioridad, el 21 de abril de 2013, lo siguiente: «Mis honorarios son cero. El sindicato no tiene economía».

Bernard: «Virginia cobra, vaya que si cobra»

No obstante, preguntado ayer por este extremo, Miguel Bernad declaró a ABC que «Virginia cobra, vaya que si cobra». Manos Limpias hace colectas para poder pagar las fianzas de la multitud de casos en los que se personan. En varias ocasiones no han podido continuar por carecer de fondos, como en el caso Jordi Pujol Ferrusola. La investigación destaca que son cantidades muy elevadas para manejarlas en efectivo. La cuenta de Valladolid que ambos compartían fue cancelada en 2011 y la fiscal preguntó a Bernad por el motivo. El secretario general de Manos Limpias respondió que lo hizo para centrar las cuentas de Manos Limpias en Madrid, vinculando la cuenta cancelada a la del sindicato.

«Nada que ver»

En ese momento la representante del Ministerio Público tuvo que recordarle que la cuenta que compartía en Valladolid con Virginia López no tiene «nada que ver con el sindicato», es personal.

Excolaboradores de Manos Limpias aseguran a ABC que la iniciativa de recaudar dinero de los estafados de Fórum-Afinsa y los movimientos de dinero fue de Virginia López y que Bernad se limitó a «dejarla hacer». A la fiscal le causó extrañeza el hecho de que Bernad entregara a la letrada más de 50.000 euros en efectivo sin control alguno, motivo por el que le preguntó qué tipo de relación tiene con la abogada. El secretario general de Manos Limpias respondió que mantienen «una relación correcta y profesional».