Encuesta

Rudi pierde a un tercio de sus votantes y queda en manos de Ciudadanos

El PAR se hunde, mientras Podemos y Ciudadanos arrebatan a PSOE y PP 120.000 votos

Actualizado:

Desde las primeras elecciones autonómicas, hace más de 30 años, Aragón está acostumbrada al multipartidismo, que ha obligado siempre a pactar para formar gobiernos de coalición. Pero nunca la atomización ha llegado al extremo que llegará en las elecciones del día 24. La encuesta de GAD3 para ABC prevé un Parlamento regional con siete partidos -PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, IU, PAR y Chunta- y un reparto muy ajustado entre centro-izquierda y centro-derecha que no permite dar nada por seguro. PSOE, Podemos, IU y CHA sumarían el 46% de votos; entre PP, Ciudadanos (C’s) y PAR, el 49,2%. El Partido Popular pasa del 39,7% de hace cuatro años al 28,4%: pierde a un tercio de su electorado, y de los 30 escaños que tiene en las Cortes de Aragón, pasará a quedarse con entre 19 y 22.

Esa apurada diferencia de 3,2 puntos entre el bloque de izquierdas y la suma de PP, C’s y PAR permitiría a Luisa Fernanda Rudi volver a ser investida presidenta de Aragón. Pero queda en manos de Ciudadanos, que irrumpirá -según este sondeo- con 11 o 12 diputados y se convertirá en la tercera fuerza política, por detrás de un PSOE hundido en esta Comunidad en el peor resultado de su historia. Al candidato socialista, Javier Lambán, solo le valdría un cuatripartito con Podemos, CHA e IU, pero lo tiene muy complicado para que entre todos ellos sumen escaños suficientes, y eso contando con que luego fuera capaz de ponerlos de acuerdo.

Acuerdos multicolores

Más fácil lo tiene Rudi, pero para repetir como presidenta necesitará como mínimo a Ciudadanos, y posiblemente también al PAR, que sigue hundiéndose. Desde las primeras elecciones autonómicas, el PAR ha sido la decisiva «bisagra» de la que han dependido alternativamente PP y PSOE para gobernar. En las elecciones del próximo día 24, sin embargo, el PAR bajará más en su particular pozo: pierde la mitad de los votantes que le quedaban en 2011.

Ciudadanos y Podemos se nutrirán mayoritariamente del «granero» electoral de PP y PSOE, respectivamente, a los que arrebatan en su conjunto unos 120.000 votos. C’s también muerde votantes al PAR, igual que hace Podemos con Chunta y -mucho más levemente- con IU.