Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre - EFE

Dirigentes del PP ven a Aguirre afianzada para optar a Madrid

El presidente de la Comunidad, Ignacio González, genera dudas tras la destitución de Tomás Gómez

Actualizado:

El Comité Electoral Nacional del Partido Popular ratificó ayer el nombramiento de nuevos candidatos a las elecciones autonómicas que, como adelantó ayer ABC, fueron los de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, Luisa Fernanda Rudi en Aragón, Juan Vicente Herrera en Castilla y León e Ignacio Diego en Cantabria.

Como era previsible, no se abordaron las listas de Madrid y la Comunidad Valenciana, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene la intención de dejar para el último momento.

Este manejo de los tiempos juega a favor de algunos de los candidatos sobre los que hay una mayor expectación. Todas las miradas están puestas en la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Las fuentes populares consultadas apuntan a que gana fuerza su candidatura para optar al Ayuntamiento de Madrid, y que incluso la decisión está prácticamente tomada.

Ello explicaría la intención del presidente del Gobierno de apurar el plazo de elección, ya que no necesitaría una precampaña larga, al ser ya un dirigente muy conocido. Aunque algunos dirigentes populares hubieran preferido otra candidata, sobre todo porque no se fían de que Aguirre se quede en el Consistorio si no consigue gobernar, Rajoy no tiene muchas opciones más. El presidente desechó la posibilidad de presentar a Soraya Sáenz de Santamaría, a pesar de que algunos dirigentes la veían como la mejor opción.

Si Esperanza Aguirre parece tener el horizonte más despejado, no le sucede lo mismo al actual presidente de los madrileños, Ignacio González, sobre todo después de la destitución del socialista Tomás Gómez. Varias son las versiones que circulan en el Partido Popular. Para un sector, el hecho de que Ignacio González haya aparecido en asuntos como el de la compra de su ático en Marbella podría llevar a Rajoy a la conclusión de que si Gómez ha sido cesado al verse afectado por las irregularidades del tranvía de Parla, no sería conveniente presentar a González como cabeza de cartel.

«Él ha demostrado varias veces cómo compró el ático pero para algunos hay dudas», subrayan estas fuentes. Incluso se atreven a afirmar que «no irá de tándem con Aguirre» a pesar de que admiten que es «un buen gestor».

En su lugar señalan a la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Otra de las versiones de un dirigente próximo a Rajoy es que el presidente finalmente no le dejará fuera de las listas: «No lo creo», señala, para después afirmar que «yo he hecho todo lo posible para defenderlo porque ha hecho siempre un buen trabajo en la Administración».

A la espera de lo que decida Rajoy y de la reunión del Comité Electoral de la próxima semana, uno de los candidatos que no ha sido confirmado, pero que volverá a presentarse, será el de La Rioja, Pedro Sanz, quien quiere demorar al máximo su confirmación para poder continuar el mayor tiempo posible como presidente. En el momento que sea candidato estará sometido a la presión de la campaña.