ABC ha publicado numerosas informaciones sobre el escándalo
ABC ha publicado numerosas informaciones sobre el escándalo - abc

Seis años desde que ABC destapó los sobrecostes del tranvía de Parla

La investigación sobre el proyecto estrella de Tomás Gómez siendo alcalde del municipio acaba con la trayectoria socialista del hasta ahora líder del PSM

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las irregularidades y sobrecostes en el tranvía de Parla, ciudad de la que Tomás Gómez fue alcalde, han ido a dar al traste con la carrera política del que hasta ahora iba a ser el como candidato socialista a gobernar la Comunidad de Madrid. Esta misma mañana, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha destituido a Gómez con la intención de crear una gestora en el PSM.

Desde que ABC destapó el escándalo, allá por 2009, el tranvía de Parla no ha dejado de reportar quebraderos de cabeza a Tomás Gómez. El líder de los socialistas madrileños ha visto cómo la justicia ha puesto la lupa sobre el que fue su proyecto estrella en su etapa como alcalde del municipio.

Un tranvía con sobrecostes

Las obras del tranvía de Parla se adjudicaron inicialmente por el Consorcio Regional de Transportes (CRT) en 93,5 millones más IVA, pero un año y medio después el Gobierno local —con Gómez de regidor— encargó, realizó y aprobó por su cuenta un sobrecoste de otros 36 millones más IVA, casi un 40% más sobre la adjudicación inicial. Y lo hizo sin cumplir las leyes de contratación que le obligaban a adjudicar dichas obras por concurso y sin avisar previamente al CRT, al que no informó hasta que ese sobrecoste estuvo ya consumado.

Fraile rehipoteca la deuda

El tranvía se inauguró en 2007, un mes antes de las elecciones municipales en las que Tomás Gómez fue el alcalde más votado de España. Ya en 2013, su sucesor en el ayuntamiento ( el ahora detenido José María Fraile) rehipotecó esa deuda por un montante global de 256 millones de euros, lo que supuso triplicar su coste inicial.

ABC adelantó que Fraile había autorizado este incremento enviando una carta a Tranvía de Parla seis días después de las últimas elecciones municipales, de 2011, cuando era alcalde en funciones. Es decir: el Ayuntamiento asumió una deuda que supone más de cuatro veces su presupuesto anual a través de un documento extraoficial y en un momento en el que solo se pueden aprobar «actos de mero trámite».

La UDEF interviene

En 2013, la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía comenzó a investigar las obras del tranvía de Parla, que fueron autorizadas en el año 2005 y ejecutadas en los dos años siguientes, y sobre las que este diario había venido advirtiendo.

Esta unidad policial cumplía así la orden del Juzgado de Instancia e Instrucción número 5 de Parla, que atendía una denuncia formulada por la Fiscalía, y que el pasado 28 de julio de 2013 había emitido un auto en el que ordenba la investigación de los hechos por si fueran constitutivos de un delito de malversación y otro de prevaricación.

El plan de Gómez

ABC reveló también que Tomás Gómez urdió un plan para culpar a Fraile del sobrecoste del tranvía de Parla. Se ausentó, siendo aún alcalde de la ciudad, de la junta de gobierno que destinó 36 millones extras a la obra que llevó a la quiebra al municipio. Además, ocultó el sobrecoste del tranvía al Consorcio de Transportes.

Otros 42 millones

Pero estas obras extra no son el único sobrecoste que sufrió el famoso tranvía de Tomás Gómez, según los documentos oficiales a los que ha tenido acceso ABC. Y es que antes de iniciarse las obras y justo después de concluirlas, el Ayuntamiento de Parla adelantó otros 42 millones de euros que, sin embargo, no se han descontado del precio total del proyecto, que al final se ha disparado hasta los 300 millones de euros, casi el triple de la adjudicación inicial. Los pagos, según la documentación a la que ha tenido acceso ABC, se realizaron en varias cantidades con Tomás Gómez todavía como alcalde.