Un lanzador de la batería Patriot española en las inmediaciones del aeropuerto de Adana, en el sur de Turquía
Un lanzador de la batería Patriot española en las inmediaciones del aeropuerto de Adana, en el sur de Turquía - EFE
NUEVA MISIÓN con la OTAN

España despliega con EE.UU. y Alemania misiles Patriot para proteger a Turquía

El Ejército de Tierra opera seis lanzadores de misiles MIM-104C a tan solo 100 kilómetros de Siria: la amenaza son los Scud

Actualizado:

Seis lanzadores de misiles tierra-aire Patriot del Ejército español operan ya desde las proximidades del aeropuerto de Adana -sur de Turquía- con el objetivo de neutralizar cualquier misil balístico táctico (Scud-B y Scud-C, principalmente) procedente de Siria y que pueda suponer una amenaza para esta ciudad turca, la quinta más populosa con dos millones de habitantes.

A cien kilómetros de la frontera con Siria, España se une así a EE.UU. y Alemania en una misión de la OTAN para proteger al aliado turco de la inestabilidad generada en su frontera sur tras cuatro años de guerra civil en el vecino país. La misión fue lanzada en enero de 2013 tras la petición de Ankara.

Turquía es país miembro de la Alianza Atlántica desde 1952 y aunque es el segundo Ejército más numeroso de esta organización militar carece del sistema Patriot contra misiles, una «cúpula» defensiva que se popularizó durante la Guerra del Golfo en 1991.

Despliegue de misiles Patriot de la OTAN
Despliegue de misiles Patriot de la OTAN

En la OTAN solo cinco países tienen esa preciada capacidad militar: EE.UU., Alemania, España, Holanda y Grecia, país este último que por razones de rivalidad histórica no puede desplegarse en misión militar en Turquía. España asumió la semana pasada el relevo holandés en Adana.

154 militares españoles

«El sistema Patriot lo tenemos posicionado en dirección a Alepo [185 kilómetros en línea recta]. Y sí, nuestros radares ya han detectado lanzamientos de misiles Scud dentro de Siria, aunque no le puedo precisar la frecuencia. No obstante, ninguno de esos misiles Scud ha alcanzado hasta ahora territorio turco en los dos años que lleva desplegada esta misión de la OTAN», explica el capitán Luis Millán Burgos Sánchez, desde la base de Adana a la que tuvo acceso ABC en una jornada de información para los medios de comunicación.

El contingente español está formado por 154 efectivos procedentes del Regimiento de Artillería Antiaérea n°74 con base en San Roque (Cádiz). El tiempo inicial de la misión es por un año, según informó el ministro de Defensa, Pedro Morenés, al anunciar la misión en septiembre de 2014, tras la Cumbre de la OTAN en Cardiff. Esta es la primera misión en el exterior de una unidad de artillería antiaérea.

Como amenaza para el contingente español existe también la posibilidad -«difícil por la complejidad técnica de su manejo»- de que grupos terroristas como Estado Islámico puedan hacerse con la capacidad de lanzamiento de misiles Scud, cuyos arsenales están en manos del régimen de Bashar al Asad.

Para ello, estos misiles sirios son vigilados vía satélite las 24 horas del día por la OTAN, al tiempo que todos los radares de la baterías Patriot desplegadas en Turquía son coordinados por el mando aéreo de la Alianza Atlántica situado en la ciudad alemana de Ramstein.

Dos militares españoles en Adana con otro lanzador / EFE
Dos militares españoles en Adana con otro lanzador / EFE

EE.UU. y Alemania despliegan misiles Patriot en las ciudades turcas de Gaziantep y Kahramanmaras con dos baterías PAC-3 cada uno, es decir, 12 lanzadores cada país con capacidad de activar 16 misiles cada uno. España cuenta con una sola batería tipo PAC-2, por la cual cada uno de los seis lanzadores puede activar 4 misiles cada uno.

«El PAC-2 es suficiente para la amenaza a la que nos enfrentamos. Hay que tener en cuenta que podemos lanzar unos 20-24 misiles a la vez. Además siempre hay una actualización de software para poder coordinarnos», explica el comandante del contingente, el teniente coronel Jorge Cotorruelo, con experiencia en misiones como Bosnia y Herzegovina, Kosovo o Afganistán.

4 minutos para reaccionar

¿Cuál es el tiempo de reacción que tiene el contingente español desde que comprueba que un misil Scud es lanzado hacia la ciudad de Adana? «Estamos hablando de misiles enemigos con una trayectoria de unos cuatro minutos aproximadamente hasta que llega a la zona probable de impacto», explica el comandante del contingente español que participa en esta operación de la OTAN denominada «Active Fence» («Valla activa») .

Otras diferencias entre el PAC-3 y el PAC-2 es el método de interceptación de los misiles. Mientras que el PAC-3 colisiona directamente con el objetivo, el PAC-2 explosiona cerca y lo derriba. Los misiles Patriot pueden derribar un misil balístico a 80 kilómetros de distancia y a 40 de altura.

Junto a los seis lanzadores de misiles Patriot -uno de ellos es de repuesto-, la batería española desplegada en las inmediaciones del aeropuerto de Adana se completa con una estación de control (cerebro del sistema) y un radar AN/MPQ-53 con un alcance de 150 kilómetros capaz de seguir la traza de hasta cien objetivos y nueve misiles en vuelo a la vez.

El jefe del Mando de Operaciones, almirante López Calderón, con el contingente /EFE
El jefe del Mando de Operaciones, almirante López Calderón, con el contingente /EFE

Los misiles Patriot están certificados por la empresa estadounidense Raytheon -fabricante del Patriot y del Tomahawk- y no son manipulados por los militares. Ya están preparados para ser activados dentro de la lanzadera.

La batería española que se despliega en Turquía con seis de los ocho lanzadores disponibles por el Regimiento de Artillería Antiaérea n°74 -otros dos permanecen en Cádiz- fue adquirida para cubrir la amenaza del flanco sur en 2004. Una decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que lo compró a Alemania, país con remanente de baterías procedentes de los tiempos de la Guerra Fría.

Una compra de Zapatero

El sistema es por tanto de segunda mano y costó 100 millones de euros. En aquella ocasión se adquirieron 64 misiles de los modelos MIM-104A, B y C. Estos últimos, en una versión mejorada para la misión, son los que ha decidido desplegar el Estado Mayor de la Defensa en esta novedosa misión española con la OTAN.

Precisamente es con esta organización militar con la que España despliega el mayor número de militares en el exterior: 684 efectivos. A los 154 de Turquía hay que sumar 417 en Afganistán y cuatro aviones de combate Eurofighter y 113 militares en Estonia. Con la ONU España despliega 580, mientras que con la UE son 389, en misiones bilaterales con Francia son 104 y con la coalición internacional para adiestrar al Ejército de Irak serán unos 300.