Rajoy visita Fukushima para apoyar la zona del desastre
Mariano Rajoy saluda a varios de los «héroes de Fukushima» - efe

Rajoy visita Fukushima para apoyar la zona del desastre

El presidente del Gobierno ha viajado en tren bala desde Tokio. Inaugurará la exposición «Flores de invierno», del pintor español José María Sicilia

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegó a la estación de Fukushima a las 11.42 de la mañana (hora local, siete horas menos en la España peninsular). Rajoy viajó en tren bala desde Tokio, y en su agenda estuvo la inauguración de la exposición «Flores de invierno», del pintor español José María Sicilia, que versa sobre las consecuencias del accidente nuclear provocado por el terremoto de hace dos años y medio. [ La visita de Rajoy a Japón, en imágenes]

Rajoy y la delegación española se encuentran a 60 kilómetros de la central nuclear que sufrió fugas tras el tsunami de marzo de 2011. El presidente del Gobierno tuvo una intervención durante la inauguración. Su presencia en Fukushima, la primera de un presidente occidental desde el accidente nuclear, fue una muestra de apoyo a una zona que ha quedado estigmatizada en todo el mundo tras el desastre. El gesto ha sido muy agradecido por las autoridades japonesas. Durante su audiencia con el emperador de Japón, ambos hablaron de la visita y de la situación de Fukushima y los habitantes que, dos años y medio después, no han podido volver a sus casas.

Temor «infundado»

El presidente del Gobierno español, ha asegurado en Fukushima que es «infundado» el temor de algunos al ligar el nombre de esta ciudad con el desastre de su central nuclear en marzo de 2011 y que no hace justicia a los esfuerzos del pueblo japonés para volver a la normalidad. Rajoy ha expresado su solidaridad y la de todo el pueblo español con Fukushima en un acto en el Museo de Bellas Artes de esta ciudad, situada a sesenta kilómetros de la central nuclear, y en el que han participado cinco de los denominados «héroes de Fukushima».

El presidente del Gobierno ha asegurado que, desde aquella fecha, todos los españoles se han sentido muy unidos al pueblo japonés, admirando «su capacidad de reacción y reconociendo su fortaleza para superar una adversidad tan inesperada y de tan ingentes proporciones».

Premio Príncipe de Asturias de la Concordia

Ese reconocimiento, según ha recordado, se materializó en la concesión del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en el año 2011 a los «héroes de Fukushima», el colectivo de integrantes de las fuerzas de seguridad y trabajadores de la central nuclear que arriesgaron su vida para intentar controlar las consecuencias de las fugas en esa instalación. Hoy, en su ciudad, les ha vuelto a trasladar todo el apoyo y solidaridad de los españoles, al tiempo que ha asegurado a las autoridades de Fukushima que España estará a su disposición para ayudar en todo lo que pueda con el fin de recuperar la plena normalidad.

Rajoy ha insistido en sus elogios a los «héroes de Fukushima» para destacar que, con su comportamiento, consiguieran contener el accidente nuclear provocado por el tsunami con grave riesgo para sus vidas y en beneficio de su nación. «Ellos nos enseñan que no hay nada que el espíritu humano no pueda superar y que no hay ningún obstáculo que el esfuerzo y el sacrificio no puedan dejar atrás», ha añadido.

Rajoy ha reiterado su convencimiento de que el pueblo japonés demostrará también en esta ocasión que sabe triunfar sobre la adversidad. «No estarán solos. Pueden contar con sus amigos españoles», ha recalcado el presidente del Gobierno antes de, al igual que hizo ayer al finalizar otro acto en Tokio, volver a dar las gracias en japonés: «Domo arigato gozaimachita».

Rajoy permaneció en Fukushima una hora y cuarenta minutos aproximadamente. Después regresó a Tokio en el tren bala. En la capital japonesa se reunirá con el primer ministro, y posteriormente ambos ofrecerán una rueda de prensa.