Camacho dedica a fines sociales los 80.000 euros que le pagan sus espías
Alicia Sánchez-Camacho - EFE

Camacho dedica a fines sociales los 80.000 euros que le pagan sus espías

La Fiscalía quiere seguir investigando a la agencia Método 3 por la vía penal

Actualizado:

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, mostró ayer su «plena satisfacción» por el acuerdo al que llegó con Método 3 por el cual la agencia de detectives le indemnizará con 80.000 euros tras haber asumido que empleados suyos grabaron su almuerzo con la ex de Jordi Pujol hijo; ella, a cambio, retira la demanda civil contra la empresa y renuncia a personarse contra ellos por la vía penal. Camacho, adelantó que donará los 80.000 euros a entidades sociales, como Cáritas o el Banco de Alimentos.

Pero lejos de aclarar el panorama, el pacto añade sombras sobre este caso. Ayer, el abogado de unos los detectives imputados en este caso aseguró que Método-3 reservó la mesa donde Camacho comió con la ex de Jordi Pujol hijo, Victoria Álvarez, y hasta pagó la cuenta, lo que abonaría la tesis de que la líder popular sabía que iba a ser grabada. Desde el PPC, afirman que reservaron y pagaron ellos la comida.

Sea como fuere, el pacto da munición al resto de partidos del hemiciclo catalán -CiU, ERC, ICV y C’s- que ayer salieron en tromba a censurar el acuerdo y a calificarlo de «pacto de silencio». CiU, además, en un gesto que le sirve para desviar la atención de otros casos como el del Palau y de la implicación en éste del exdirector de Prisiones Xavier Martorell, reclamó que Camacho comparezca ante el Parlamento a dar explicaciones. Y que también lo haga el ex secretario de organización del PSC, José Zaragoza, al que se atribuyó el encargo de grabar la comida de Sánchez-Camacho con la ex de Jordi Pujol hijo, Victoria Álvarez.

Tras el acuerdo de la líder popular con Método 3, que se une a uno parecido entre Victoria Álvarez y la agencia, la duda ahora es saber si el almuerzo en La Camarga seguirá siendo investigado por la vía penal, al tratarse de de un delito semipúblico, cuyo procedimiento penal requiere de la denuncia del perjudicado.

Fiscalía elaborará en breve un informe al respecto y lo trasladará a la juez, que decidirá. Con todo, Fiscalía ve viable proceder con la causa penal. Un argumento sería la condición de senadora de Camacho, una alta institución del Estado, lo que otorga un carácter de «interés público» su persecución. Además, se desconoce quién encargó la grabación del almuerzo. La pregunta del millón.