El Santander podrá aplicar descuentos de hasta el 69% a los inmuebles del Popular

La entidad provisiona con 5.000 millones más de lo necesario los activos inmobiliarios del banco que absorbe

MadridActualizado:

La compra de Banco Popular por Banco Santander ha dado lugar a un nuevo gigante en el mercado financiero mundial. En España, la propia presidenta, Ana Botín, aseguró que el grupo fusionado se convierte en líder con una cuota del 19% superando a Caixabank. Una «hazaña» ejecutada por un precio teórico de un euro (por todas las acciones), pero que en realidad supondrá una ampliación de capital de 7.000 millones. Un capital necesario para poder digerir el ingente volumen de activos inmobiliarios problemáticos del Popular, de más de 35.000 millones de euros, lo que supone el 19,87% del conjunto de estos activos de toda la banca cotizada en el Ibex.

Un hecho que muchos señalan como el problema que podría lastrar las cifras del Santander. Ahora bien, Botín, nada más hacerse eco, el pasado 7 de junio, de la absorción de la entidad financiera, anunció que en un plazo aproximado de 18 meses el Santander se desprenderá de la mitad de la cartera inmobiliaria del Popular. Una nueva cartera cuyo nivel de cobertura será del 69%, muy por encima del 39% que tenía provisionado el propio Popular. En otras palabras, podrá sacar a la venta dichos activos con un precio de descuento de hasta cerca del 70%, según estimaciones realizadas por Banco Santander.

Por ley -tras la aplicación de los famosos «decretos Guindos», que obligan a la banca a tener provisionados todos sus activos adjudicados y los créditos con garantía de inmuebles-, las entidades financieras tienen una cobertura media del 52%. Desde este nivel hasta el 69% que Santander provisiona los activos del Popular son 17 puntos porcentuales más que, sobre los más de 35.000 millones de euros de activos problemáticos del Popular, le reporta un colchón extra de alrededor de 5.000 millones de euros.

Provisiones extra

Para conseguir dicho colchón -ver cuadro adjunto-, Santander ha decidido además destinar provisiones adicionales por 4.700 millones de euros a los activos inmobiliarios del Popular. Por tipo de activos, solo adjudicados de suelo requerirán provisiones extra por 2.700 millones de euros, tras lo que la cobertura quedará en el 85%. Los créditos morosos del sector inmobiliario requerirán otros 2.500 millones de provisiones adicionales, que elevarán la cobertura al 76%.

Con esta decisión, explican fuentes financieras, Santander lo que hace es «sobreprovisionar» los activos «heredados» del Popular. Por tanto, todo lo que esté por debajo de ese 69% cubierto o dotado al venderlo con menor descuento le proporcionará beneficios. Mientras que si lo vendes por encima de esa cobertura, se contabilizará como pérdida.

Coberturas altas

«Cuanta más alta sea la cobertura que pongas a tus activos inmobiliarios, más tranquilidad tanto para el banco como para el regulador. Adelantas el capital para cubrirlos y si lo vendes con menor descuento eso que te apuntas, y ganas, en la cuenta de resultados como beneficio. Popular tenía coberturas más bajas y lo que necesitaba era tiempo para vender sus activos, algo que el mercado no le dio», explica un experto financiero.

Con datos a cierre del primer trimestre, la entidad presidida por Botín cuenta con el menor volumen de activos tóxicos en proporción a sus activos de entre los grandes bancos españoles. Así, el peso de los llamados activos improductivos -créditos morosos más inmuebles adjudicados- equivalía en Santander al 2,4% de sus activos totales, frente al 3,3% de BBVA, y el 4% de Bankia.