El presidente de la Asociación Española Bancaria (AEB), José María Roldán
El presidente de la Asociación Española Bancaria (AEB), José María Roldán - BELÉN DÍAZ
XXV ENCUENTRO DEL SECTOR FINANCIERO

Roldán (AEB) alerta de que la reforma hipotecaria puede generar un «daño irreversible» a España

"Nos estamos jugando mucho, necesitamos una estructura legal adecuada y apegada a la directiva europea", ha asegurado el director de CECA, José María Méndez

MADRIDActualizado:

El presidente de la Asociación Española Bancaria (AEB), José María Roldán, ha alertado sobre los riesgos que una reforma en la dirección incorrecta de la norma hipotecaria podría tener para el conjunto del sistema. Durante en su intervención en el XXV Encuentro del Sector Financiero organizado por ABC, Deloitte y patrocinado por la Sociedad de Tasación, Roldán ha destacado la importancia de armonizar la normativa europea en materia hipotecariapara avanzar en la creación de un mercado único. «Sin embargo, a menudo parece que caminamos en la dirección contraria», ha alertado.

En la misma línea se ha mostrado José María Méndez, director general de CECA: «Nos estamos jugando mucho, existe un objetivo común de política económica que es garantizar el acceso a la vivienda a capas cada vez más amplias de la población, pero para eso necesitamos una estructura legal adecuada y apegada a la directiva europea y que nos permita competir con las entidades europeas», ha asegurado. Méndez también ha reclamado a los grupos parlamentarios «un esfuerzo para alcanzar un acuerdo en esta materia», recordado que el objetivo de la norma buscar la mayor jurídica para que no se cuestionen cláusulas del crédito a lo largo de la vida del préstamo.

Adiós a «los peores años»

Por su parte, Roldán ha hecho un repaso de la situación del sistema financiero español y ha asegurado que «se han dejado atrás los peores años para el sistema bancario», aunque ha alertado de la importancia de los desafíos a los que se enfrenta. Uno de ellos, en línea con lo que han denunciado los consejeros delegados de los grandes bancos españoles a lo largo de la jornada, es la regulación. « En el ámbito de la resolución, lo más preocupante son los futuros requerimientos del llamado «capital de resolución», el MREL, que la propia Junta Única de Resolución cifra, de manera indicativa, en un 26% sobre activos ponderados por riesgo (APRs) para los 120 bancos que están bajo su responsabilidad directa; un monto que a todas luces parece excesivo», ha asegurado.

«Estas exigencias tan elevadas pueden poner a algunas entidades, las que tienen una menor presencia en los mercados de capitales de acciones y deudas subordinadas, en dificultades», ha alertado Roldán, para a continuación añadir que «también es obligado dar respuesta a la cuestión de quién se encargará de proveer de liquidez a un banco que esté en resolución».

Unión Bancaria

Otro de los focos de preocupación llega de la mano de la norma cntable que ha cambiado la forma de calcular las provisiones y que «es el gran cambio normativo para el año en curso». «Esta norma introduce criterios más prudentes, pero también más complejos y discrecionales». Roldán ha recordado también la necesidad de culminar la Unión Bancaria, algo que «es clave no solo para la consolidación de un mercado financiero único sino para la propia supervivencia de la Unión Europea», ha alertado.

Roldán también ha mencionado los riesgos de la digitalización del sector: «Nadie duda ya de que la revolución digital abre un enorme abanico de oportunidades, pero también plantea no pocos interrogantes desde el ámbito regulatorio, de seguridad u operativo que es preciso despejar. En primer lugar, nos inquieta la falta de adaptación de la regulación financiera al nuevo contexto de innovación digital. Las autoridades están habituadas a regular en función de la clase de empresa y no de la actividad que esta lleva a cabo. Esta óptica no concuerda bien con el actual escenario de innovación, por lo que desde la AEB no dejamos de insistir en que debemos guiarnos por el principio de 'a igual actividad e iguales riesgos, igual regulación y supervisión'», ha reclamdo Roldán.