Tren de Virgin realizando el trayecto Londres-Birmingham
Tren de Virgin realizando el trayecto Londres-Birmingham - REUTERS

Renfe se queda fuera del AVE británico

Londres adjudica el proyecto a un consorcio liderado por la escocesa First Group

MadridActualizado:

Jarro de agua fría para el operador ferroviario. Renfe se ha quedado fuera del AVE británico, que ha sido adjudicado por el departamento de Tranportes británico a un consorcio formado por la escocesa First Group (70%) y la italiana Trenitalia (30%).

La compañía española formaba parte de West Coast Partnership, un consorcio liderado por el operador hongkonés MTR que había resultado finalistas para la adjudicación de este contrato. Entre otros aspectos, la licitación contempla la operación de un tren de alta velocidad entre las ciudades de Londres y Birmingham a partir de 2026.

Finalmente ha sido el consorcio liderado por First Group el que se ha llevado el contrato por la franquicia West Coast Partnership (WCP). El grupo sustituirá a Virgin y operará una línea convencional entre Londres y Birgmingham desde diciembre de este año hasta 2031. Además, actuará como «operador en la sombra» de la línea de alta velocidad entre Londres y Birmingham hasta que se ponga en marcha en 2026.

A cambio, el grupo se compromete a reforzar, desde diciembre de 2022, la línea convencional con 263 frecuencias adicionales por semana. Además, pondrá en funcionamiento trenes más modernos para reducir en un 61% las emisiones de CO2 de la ruta.

En un primer momento, Renfe rechazó la entrada en esta faraónica obra, pero a noviembre del año pasado dio el paso tras alcanzar un acuerdo con MTR. Con este proyecto, la compañía tenía como objetivo reforzar su expansión internacional, uno de los ejes de su plan estratégico. Y es que los planes de la empresa pasan porque el 10% de la facturación proceda del exterior en 2028.

Pese a la caída de Renfe, el AVE británico contará con presencia española. ACS se adjudicó en abril la construcción de una de las estaciones de esta línea por una cuantía cercana a los 2.000 millones de euros.