Gente circulando por la City de Londres, el centro financiero de la ciudad
Gente circulando por la City de Londres, el centro financiero de la ciudad - Oscar del Pozo

Reino Unido obligará a las empresas extranjeras a declarar públicamente sus activos en el país

Este anuncio se produce cuando Londres acoge la primera conferencia internacional contra la corrupción que impulsa David Cameron tras la aparición de los «Papeles de Panamá», y que reunirá a representantes de gobiernos, empresarios, ONG y organismos internacionales

EFE
MadridActualizado:

Las empresas extranjeras que sean dueñas de propiedades en el Reino Unido deberán declarar sus activos de forma pública, en un intento de combatir el blanqueo de dinero, según ha informado este jueves el Gobierno británico.

Las compañías deberán apuntarse a un nuevo registro si están en posesión de propiedades, según un plan impulsado por David Cameron, dado a conocer con motivo de la celebración en Londres de la primera conferencia internacional destinada a luchar contra la corrupción.

En este registro también deberán figurar las empresas extranjeras que tengan intención de adquirir propiedades en el país, por lo que «individuos corruptos o países no podrán movilizar, lavar u ocultar fondos ilícitos a través del mercado de la propiedad de Londres», han añadido desde Downing Street.

Se estima que firmas extranjeras tienen unas 100.000 propiedades en Inglaterra y Gales, de las que más de 44.000 están en Londres. Cameron ha argumentado, en un artículo publicado en el diario británico «The Guardian», que estas medidas ayudarán a «limpiar nuestro mercado de la propiedad y envían un mensaje claro a los corruptos de que no hay para ellos un hogar aquí».

En el rotativo Cameron ha escrito que «la corrupción es el cáncer» de muchos de «nuestros problemas en el mundo de hoy». Además el premier británico ha añadido que también «destruye empleos y frena el crecimiento, con un coste de miles de millones de libras al año para la economía mundial. Atrapa a los más pobres en la pobreza más desesperada mientras gobiernos corruptos en todo el mundo sacan fondos e impiden que la gente trabajadora reciba los ingresos y los beneficios del crecimiento que legítimamente es de ellos». A su juicio, para conseguir «progresos reales» a la hora de combatir la corrupción se necesita «voluntad política», ha puntualizado.

Conferencia internacional contra la corrupción

Cameron ha convocado la reunión internacional de hoy en el palacete de Lancaster House, después del escándalo sobre los llamados «Papeles de Panamá», difundidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (CIPJ) y que contienen información sobre la existencia de miles de empresas y cuentas bancarias opacas pertenecientes a personas de todo el mundo.

A esta reunión, de un día de duración, asistirán representantes de Gobiernos, empresarios y organizaciones no gubernamentales, que abordarán medidas prácticas para combatir la corrupción.

Aunque el Gobierno no ha divulgado la lista de los asistentes ni una agenda detallada, se espera la participación de los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; de Afganistán, Ashraf Ghani, y de Nigeria, Muhammadu Buhari, además del presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

El Gobierno británico ha mostrado su confianza en que los asistentes firmen la primera declaración global contra la corrupción y en que haya un compromiso de los países para identificarla, además de penar a quienes faciliten o sean cómplices de casos de este tipo.