El 10% de los puestos de trabajo que promete Obama "son principalmente empleos públicos que salvaremos, como los maestros, policías, bomberos y otros", afirma. / Archivo
El 10% de los puestos de trabajo que promete Obama "son principalmente empleos públicos que salvaremos, como los maestros, policías, bomberos y otros", afirma. / Archivo

Obama eleva a cuatro millones el número de empleos que pretende salvar con su plan de estímulo económico

EFE |
WASHINGTON / BERLÍNActualizado:

Tras los desalentadores datos de desempleo de EEUU publicados ayer, el presidente electo Barack Obama ha querido asegurar hoy que el plan de estímulo económico que defendió hace escasos días en el Congreso y quiere poner en marcha podría crear o salvar hasta cuatro millones de empleos, muy por encima de lo que se consideraba hasta ahora.

Obama, que tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero, trabaja durante estos días con su equipo y con el Congreso en los detalles del Plan de Recuperación y Reinversión Estadounidense, un ambicioso paquete de inversiones que podría situarse entre los 675.000 y 775.000 millones de dólares en los próximos dos años.

Inicialmente, este plan de inversiones, considerado el más ambicioso desde la Gran Depresión de los años 30, iba dirigido a la creación o el mantenimiento de 2,5 millones de empleos, aunque posteriormente se elevó el objetivo a los tres millones.

Hoy, en su habitual discurso radiofónico de los sábados, el presidente electo ha informado de los resultados de un informe detallado que encargó sobre los efectos que el plan tendría sobre el empleo, y asegura que se podrían salvar o crear entre tres y cuatro millones de puestos de trabajo, por encima de las estimaciones iniciales.

"El 90% de estos empleos serán creados en el sector privado, el 10% restante son principalmente empleos públicos que salvaremos, como los maestros, policías, bomberos y otros que proveerán servicios vitales en nuestras comunidades", dijo.

Ante los malos datos, contraataque

El presidente electo ha hecho este anuncio un día después de que se conociera que la economía estadounidense perdió 2,6 millones de empleos en 2008, la mayor cifra desde 1945, y que la tasa de paro se elevó el pasado diciembre al 7,2%.

A esta cifra se unen "otros 3,4 millones de estadounidenses que quieren y necesitan empleos a tiempo completo y han tenido que conformarse con empleos a tiempo parcial", dijo.

"Estas cifras son un recordatorio desolador de que no podemos simplemente seguir en el mismo rumbo", dijo Obama , tras manifestar su confianza en el plan de estímulo que lanzará su gobierno y que permitirá crear empleos en "una variedad amplia de industrias".

En concreto, dijo que se crearán casi medio millón de empleos al invertir en energía limpia, "cientos de miles de empleos en los servicios de salud y en educación", gracias a la modernización de estos sectores, y otros 400.000 puestos de trabajo en la modernización de las infraestructuras.