Internet permite la creación de nuestra propia identidad corporativa
Internet permite la creación de nuestra propia identidad corporativa - FOTOLIA

Los mejores trucos para construir nuestra marca personal

Esta estrategia de marketing nos permitirá destacar frente a profesionales con un perfil similar al nuestro

MADRIDActualizado:

Construir nuestra marca personal en internet puede constituir el paso definitivo para diferenciarnos de otros perfiles profesionales iguales que el nuestro. La comunidad laboral Trabajando.com-Universia recomienda crear nuestra propia identidad corporativa al igual que hacen las empresas para potenciar su reputación. Si las organizaciones obtienen resultados positivos con su presencia online, ¿por qué no hacer lo mismo para mejorar nuestra propia reputación y nuestra empleabilidad?

De hecho, trabajar en nuestra marca personal («personal branding» en ingles) es ahora más importante que nunca. Las empresas no solo revisan nuestros currículo, también investigan a los candidatos en la redes sociales para obtener más información, aseguran desde Trabajando.com-Universia.

El objetivo tiene que ser convertirse en un referente. Esto nos permitirá aumentar las oportunidades laborales pues significará que tenemos una sólida marca personal haciéndonos así profesionales atractivos para las empresas. Para conseguirlo, los expertos en selección de HR Consulting dan los siguientes consejos y trucos:

1. Cuidar la imagen personal en las redes.Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram están jugando un papel protagonista en la creación de la marca personal, ya que los seleccionadores han comenzado a utilizarlas para averiguar valores, ideología, costumbres, entre otras, de los candidatos.

2. Tener presencia en internet. Existen numerosas plataformas en la red con las que es posible complementar la información de nuestro perfil profesional y lograr una mayor visibilidad. Por ello es importante mantener actualizados los canales en los que tenemos presencia y, sobre todo, no mezclar lo personal con lo profesional. Para ello hazte las siguientes preguntas: ¿cómo te gustaría que te vieran en tu trabajo? ¿Cómo quieres diferenciarte del resto? ¿Qué atributo de tu personalidad quieres destacar? Todo profesional quiere ser conocido por alguna característica que le permita diferenciarse del resto, más aún si da valor a la especialidad en la que desarrolla su actividad.

3. Tener claros tus objetivos.: ¿qué imagen quieres que la gente tenga de ti? Analiza tus fortalezas, es decir, aquellas habilidades que puedan ser tu ventaja competitiva.

4. Delimita el nicho: ¿a quién irá dirigida tu marca? ¿Quién te interesa que sepa de ti? ¿Y de tu forma de trabajar? Una vez tengas claro qué es lo que quieres para tu futuro laboral, será mucho más fácil buscar esos contactos para aumentar tu red.

5. Defínete. Al igual que un producto comercial, piensa que como trabajador necesitas ser atractivo para el mercado y conseguir así venderte. Pregúntate qué tipo de empleado eres y cuáles son tus atributos.

«Con un solo clic, las empresas pueden obtener información de cualquier candidato, por eso es fundamental que cuidemos los perfiles que mostramos en internet. De lo contrario, podemos llegar a perder oportunidades profesionales por exponer información que puede perjudicar nuestra imagen», explica Javier Caparrós, director general de Trabajando.com - HR Consulting.