Marcelino Oreja, Antonio Llardén y Felisa Martín, de izquierda a derecha, esta mañana
Marcelino Oreja, Antonio Llardén y Felisa Martín, de izquierda a derecha, esta mañana - ABC

Las participadas de Enagás aportarán el 40% del beneficio total en 2023

La gestora del sistema gasista español invierte 612 millones de euros en el 25% de la estadounidense Tallgrass Energy

MadridActualizado:

Enagás, el gestor del sistema gasista español, ha ampliado su presencia internacional al entrar en EE.UU. de la mano de Blackstone y adquirir un 25% de la compañía Tallgrass Energy por unos 612 millones de euros.

Esa empresa suma 11.000 kilómetros de gasoductos interestatales de transporte, 2.400 kilómetros de gasoductos de extracción de gas y un oleoducto de 1.300 kilómetros en Estados Unidos. Es una operación «que encaja perfectamente en la estrategia de Enagás», ha manifestado su presidente, Antonio Llardén, en la presentación de la actualización del Plan Estratégico 2019-2023. «El eje del Pacífico norte y Europa son los dos grandes teatros de operaciones», sobre todo, el primero, «un mercado de gas en crecimiento», ha subrayado.

Enagás tiene el 25% del holding que posee el 100% de los derechos políticos de Tallgrass. Blackstone cuenta con el 57% y el fondo de Singapur GIC un 18%.

Además, la compañía española se ha comprometido a invertir hasta 273 millones de euros más en Tallgrass en los próixmos años. Sus dividendos supondrán unos 60 millones de euros de media de ingresos anuales, según el consejero delegado, Marcelino Oreja.

Con esta adquisición, más la presencia que tiene en México, Chile, Perú, Albania, Grecia, Italia y Marruecos, la aportación de todas sus participadas supondrán el 40% del beneficio de la compañía en 2023.

Llardén ha destacado que la entrada en Tallgrass «reforzará la generación de caja y el ebitda y que la deuda de la compañía es ahora 1.500 millones de euros inferior a la que existía hace año y medio».

El Plan Estratégico prevé un incremento del dividendo del 5% anual hasta 2020 y un mínimo del 1% desde 2021 a 2023.

Llardén ha afirmado que la transición energética hacia la descarbonización «no tiene vuelta atrás» en todo el mundo. En España, «existe un consenso general, por lo que el próximo proceso electoral no generará perturbaciones».

Preguntado por el conflicto en Argelia que podría repercutir en sus exportaciones de gas -es el principal suministrador de España-, el presidente de Enagás ha dicho que «estamos muy tranquilos porque Argelia ha sido siempre el proveedor más fiable». Además, si los dos gasoductos sufrieran algún problema, las regasificadoras que hay en nuestro país serían suficientes para garantizar el suministro de gas natural a España.

Por otra parte, el presidente de Enagás ha adelantado que la compañía entrará en nuevos negocios, relacionados con el biometano (a corto y medio plazo, como fuente renovable y almacenable) y con el hidrógeno (a largo plazo) como la «gran disrupción en el ámbito del almacenamiento». Ha apuntado que tanto el biometano como el hidrógeno «son el futuro» y más allá de 2023 harán inversiones «más significativas».