EFE

ACS se deja un 4,17% en Bolsa tras la publicación de los resultados de su filial Cimic

La compañía se ha visto afectada por las cuentas de la compañía australiana y ha liderado las pérdidas del Ibex

MadridActualizado:

Las cuentas de Cimic han desatado la incertidumbre entre los inversores. La filial australiana se ha desplomado este jueves un 19%, arrastrando a su vez a números rojos a ACS, que ha liderado las pérdidas del Ibex con una caída del 4,17%. Hochtief, empresa alemana participada por la constructora española, ha tenido un resultado todavía peor, ya que ha cerrado la sesión con una bajada del 8,8%.

Estos desplomes se producen después de que Cimic anunciase ayer que ganó en el primer semestre 367 millones de dólares australianos, unos 230 millones de euros. Además, la compañía facturó 6.955 millones de dólares, unos 4.400 millones de euros. Son magnitudes que se sitúan por debajo de las expectativas del mercado, pese a que suponen una mejora respecto a las registradas por la empresa en el primer semestre de 2018.

Además, el beneficio del negocio de construcción antes de impuestos cayó un 15%, lo que ha llevado a firmas de inversión como Macquarie y Credit Suisse ha rebajar sus respectivas recomendaciones sobre este valor.

Las acciones de Cimic ya sufrieron un duro varapalo el pasado mes de mayo. Entonces, un informe de una firma de análisis de Hong Kong suscitó dudas sobre los resultados de la compañía australiana de 2018. La firma tuvo incluso que remitir un comunicado al regulador australiano, el Australian Securities Exchange Limited, en el que aseguraba que sus informes anuales estaban «completamente auditados y cumplen con las normas contables».

Esto, sin embargo, no evitó que la compañía se dejara un 7% en Bolsa. Por su parte, ACS cayó esa misma jornada un 4,3% en el parqué nacional.