El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias - EFE

¿Cuáles son las propuestas de Podemos en caso de dirigir el Ministerio de Trabajo?

Jornadas laborales de 34 horas, situar en 65 años la edad legal de jubilación...

ABC
Actualizado:

Pablo Iglesias, líder de Podemos, estaría apuntando al Ministerio de Trabajo como uno de los objetivos principales de cara a la negociación con Pedro Sánchez, quien habría ofrecido a Iglesias un «Gobierno de cooperación» de PSOE y la formación morada.

El secretario general de Podemos asegura no haber exigido «ministerios de Estado», pero sí «carteras que tengan que ver con derechos sociales». De ahí que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social sea una prioridad, ya que este controla casi la mitad del Presupuesto: las pensiones y las prestaciones por desempleo se llevan el 80% del gasto social del Estado.

En caso de no poder dirigir la cartera de Trabajo, fuentes consultadas por ABC aseguran que Iglesias podría optar por gestionar solo la secretaría de Estado de la Seguridad Social, con un presupuesto superior a 154.000 millones de euros.

Llegados a este punto, ¿qué ha propuesto el partido político en materia económica de cara a su candidatura a dirigir el Ministerio de Trabajo?

Mercado laboral

Podemos defiende subir el salario mínimo interprofesional (SMI) a mil euros y alcanzar los 1.200 en el año 2023. También pondría un solo contrato temporal con una duración mínima de un mes y máxima de seis, «después de los cuales se pasará automáticamente a uno fijo».

Respecto a la indemnización por despido, el partido mantiene, en los contratos temporales, elevarlo a 33 días por año; si bien no está en su programa aumentar la indemnización en el caso del contrato indefinido.

Otra de sus propuestas es la de reducir la jornada laboral a 34 horas, a través de «una jornada de 7 horas de lunes a jueves y de 6 horas los viernes sin reducción de salario». Por otra parte, quieren flexibilizar los horarios y aprovechar las posibilidades del teletrabajo.

Además, la formación defiende elevar el permiso de maternidad y paternidad de las 16 semanas hasta las 24 para el año 2023.

Pymes y autónomos

La formación pretende reforzar el apoyo a la pequeña empresa con una futura banca pública. También propone cuotas a la Seguridad Social progresivas según el rendimiento neto para los autónomos que facturen por encima del salario mínimo, y alta gratuita para aquellos que lo hagan por debajo. Asimismo, defienden acabar con la tarifa plana.

Pensiones

Podemos quiere establecer la actualización por ley de las pensiones al IPC de manera inmediata, acabar con el factor de sostenibilidad y elegir los mejores años de cotización para calcular la pensión, destopar las bases máximas de cotización a los sueldos superiores a 3.500 euros –no así la pensión máxima– y que cualquier persona que haya cotizado 35 años pueda jubilarse sin penalizaciones en la prestación.

Así lo aseguraba en una entrevista a ABC Nacho Álvarez, secretario de Economía del partido, quien además daba respuesta al modelo laboral propuesto: «Tenemos que transformar los contratos temporales que se utilizan de una forma tan fraudulenta en una generalización del contrato indefinido. Para eso defendemos un único contrato temporal, que se vea desincentivado de forma que si se producen despidos que no se corresponden con la causalidad de esta figura puedan ser declarados nulos, y uno indefinido».

Responsabilidad Social Corporativa

La RSC se ausenta del programa de Podemos, que sí menciona una «Ley de Protección de los Derechos Humanos en relación con actividades de las empresas transnacionales».

Otras propuestas económicas: impuestos

Podemos pretende introducir dos nuevos tramos en el IRPF para elevar del 45% al 47% el tipo marginal de las rentas que ganan más de 100.000 euros, mientras que lo elevaría al 55% a los ingresos superiores a 300.000 euros.

Además, la formación morada defiende fijar un tipo mínimo efectivo del 15% a las grandes empresas que sería del 20% para bancos y empresas de hidrocarburos. Para las entidades financieras establecería un tipo nominal del 40% para recuperar el rescate financiero y bajaría el impuesto del 25% al 23% para las pymes que facturasen menos de un millón de euros.