Plataforma petrolífera en México
Plataforma petrolífera en México - EFE

El crudo Brent supera los 64 dólares, el precio más alto desde junio de 2015

Las grandes petroleras ganaron 35.700 millones hasta septiembre, más del doble que en 2016

Actualizado:

Los precios del petróleo continuaron hoy la tendencia al alza de la semana pasada y han cerrado la sesión a 64,27 dólares el barril, en el caso del tipo Brent, y a 57,35 dólares el tipo Texas. En ambos casos, se trata de los precios más altos desde mediados de junio de 2015 tras subir un 7% en una semana.

El principal motivo de este incremento es la muy probable prórroga del recorte de la producción acordado a finales de noviembre del año pasado entre la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y otros doce países como Rusia y México durante 2017. Además, en mayo este recorte fue ampliado hasta marzo de 2018.

El 30 de este mes habrá una nueva cumbre entre la OPEP y otros países productores para, seguramente, ampliar hasta finales de 2018 estos recortes.

Otro de los motivos del encarecimiento del crudo es el aumento de la demanda habitual en los meses de invierno, sobre todo por el incremento del consumo de gasóleo de calefacción. También influye en la subida de la cotización del petróleo las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos e Irán.

Asimismo ha influido hoy el escándalo de corrupción que se ha destapado en Arabia Saudí, el mayor productor mundial de petróleo, así como que este país quiere mantener alto el precio del crudo para hacer más atractiva la salida a Bolsa de Aramco, la petrolera estatal que está previsto que dé el salto al parqué el año que viene y que se convertirá en la mayor operación de este tipo en la historia.

Precisamente, el hecho de que el crudo esté más caro este año (un 20% más) ha generado unos mayores ingresos a las petroleras. Así, las principales compañías cotizadas, como BP, RoyalDutch Shell, Total, ExxonMobil, Statoil, Repsol y Chevron, han ganado unos 35.700 millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que supone más del doble que en el mismo periodo de 2016.

ExxonMobil, la principal petrolera de Estados Unidos, ha ganado 9.760 millones de euros, un 84% más que en el mismo periodo de 2016; la angloholandesa Royal Dutch Shell ha triplicado sus beneficios, hasta 7.896,8 millones; la francesa Total ha ganado 6.550 millones, un 35% más; y la española Repsol ha mejorado de forma notable su beneficio, con un incremento del 41,3% (1.583 millones).

Hay que destacar que la estadounidense Chevron ha ganado 5.240 millones, frente a las pérdidas de 786 millones que tuvo en el mismo periodo del año anterior; la británica BP ha conseguido cerrar los nueve primeros meses del año con números positivos, al obtener un beneficio de 2.895 millones, frente a las pérdidas de 329 millones del año anterior; y la noruega Statoil también se ha anotado ganancias de 1.741 millones cuando el año pasado tuvo unas pérdidas de 100 millones.