estudio

La construcción no levanta cabeza y es el sector con peores perspectivas para 2012

Alimentación, maquinaria e ingeniería son los únicos sectores con con buenas previsiones de crecimiento para este año

madrid Actualizado:

El boom quedó atrás y la reactivación todavía ni se vislumbra para la industria de la construcción. El sector que entre 2008 y 2010 vio la desaparición de 175.000 de sus empresas, no acaba de vislumbrar el final de la debacle. Entre los 14 sectores analizados por la empresa de seguros Crédito y Caución, es el ladrillo el que presenta las peores perspectivas para 2012.

La empresa elaboró un mapa de previsión para saber qué sucederá este año con los principales sectores de la economía española. Y la construcción se llevó la notan más. O incluso peor: «desapacible» es el comentario final. Por debajo de los servicios financieros, el sector químico y el sector farmacéutico, los metales y el acero e incluso el consumo duradero - que analistas ya anticipan que no repuntará en los próximos 10 años-. Todos ellos terminaron con una nota un poco menos mala: la perspectiva es apenas «desfavorable».

El sector del automóvil y del transporte, la agricultura, la electrónica, el papel, los servicios y el sector textil mostraron previsiones favorables. Y la alimentación y la maquinaria e ingeniría se llevaron la mejor nota dentro de todas, con pronósticos «buenos». De excelente, ninguna.

La aseguradora, que basa sus previsiones en los estudios de analistas de riesgo, analiza también el comportamiento de estos sectores en otros 34 países. El estudio revela también que el sector de alimentación es el único que ha logrado campear la crisis mundial, mientras que el textil se lleva las peores perspectivas para el año. Otro que tendrá buenas perspectivas de comportamiento es el sector químico y farmacéutico que gana la nota de «excelente» en siete países, como Austria, Bélgica, Dinamarca, Suiza, Reino Unido y Emiratos Árabes, es decir aquellos en los que cuenta con mayor implantación.

La construcción, que tan malos pronósticos cosecha en España, repite la mala nota en mercados como el de Portugal, Reino Unido, Irlanda e Italia, entre otros. Mientras que en Brasil y Alemania logra sortear las malas noticias. Aunque apenas con un pronóstico de «bueno».