Es imprescindible tener en cuenta el etiquetado energético de los aparatos de aire acondicionado
Es imprescindible tener en cuenta el etiquetado energético de los aparatos de aire acondicionado - ABC

Cinco claves para ahorrar en el consumo de aire acondicionado

En el control de mandos del equipo se debe establecer una temperatura constante y adecuada, de entre 22 y 26 grados

Actualizado:

El empleo responsable de los equipos de aire acondicionado tiene consecuencias tanto en el medio ambiente como en el bolsillo de los consumidores. Para conseguir este objetivo, Junkers, marca de la división Bosch Termotecnia ofrece las cinco claves para ahorrar energía y reducir lo que pagamos por la factura de la luz.

1. Etiquetado energético. A la hora de adquirir un nuevo aparato de aire acondicionado, resulta imprescindible tener en cuenta el etiquetado energético. Si se opta por equipos más baratos con categorías bajas, estos resultarán más caros a la larga.

2. Regular la temperatura. Se debe establecer una temperatura constante y adecuada, de entre 22 y 26 grados. Además, se recomienda programar el aparato de aire acondicionado unos minutos antes de la llegada a casa y apagarlo un rato antes de salir.

3. Mantenimiento del aparato. Cuidar el equipo para que siempre esté en buenas condiciones ayudará a que su funcionamiento sea óptimo. Entre otras cosas, es fundamental que los filtros estén siempre limpios para evitar consumir más energía. Desde Junker recomiendan acondicionar estos filtros cada seis meses.

4. Ventilar el hogar en las horas más frescas. Abrir las ventanas por la noche contribuye a mantener el interior más fresco . Además, en días de máximas temperaturas es importante que el hogar se mantenga cerrado y con las persianas bajadas para evitar la entrada del luz y de aire caliente. Tampoco hay que olvidarse de dejar cerradas las puertas y ventanas cuando el aparato esté encendido para que el aire no se escape.

5. Viviendas más eficientes. Además de elegir un aparato de aire acondicionado con un buen certificado energético, es importante que la casa esté perfectamente acondicionada. Las ventanas y puertas que se cierran herméticamente evitan la salida de aire frío y la entrada de aire caliente y las paredes pintadas de color claro absorben menos calor. Asimismo, en las horas en las que el sol incide sobre la vivienda, es conveniente protegerla con toldos y cerrar las persianas o correr las cortinas.