Los taxis se movilizan en toda Europa contra los servicios de coches compartidos
Los taxis bloqueaban esta mañana el acceso al aeropuerto Roissy Charles de Gaulle de París - AFP

Los taxis se movilizan en toda Europa contra los servicios de coches compartidos

La Comisión Europea critica la huelga e insta al diálogo entre todas las partes

Actualizado:

Los taxistas de varias ciudades europeas (de Londres a Roma pasando por Berlin, París y Madrid) están realizando hoy protestas contra la competencia que les supone los coches compartidos con conductor, en particular los de la empresa americana Uber.

Las protestas partieron de Gran Bretaña, donde los famosos taxis negros han dado la voz de alarma sobre la creciente competencia de la sociedad californiaana y rápidamente se extendió al resto de capitales europeas. "Uber no respeta de manera deliberada las reglamentaciones en vigor y disponen de fondos para hacerlo ya que Uber tiene una valoración de 17.000 millones de dólares", según Serge Metz, máximo responsable de la emisora francesa de radiotaxis G7.

En Madrid, donde la huelga es de 24 horas y está prevista una manifestación al final del día, cerca de 100.000 familias dependen directamente de la actividad del taxi.

En Roma los conductores optaron por hacer una huelga a la inversa, con carreras a un precio máximo de 10 euros con el fin de alinearse con las tarifas que ofrece la competencia.

En Alemania se prevén también manifestaciones de taxistas en Berlin y en Hamburgo.

En París los taxistas han optado por las marchas muy lentas de vehículos entre el principal aeropuerto de la ciudad, Roissy Charles-de-Gaulle, y el centro, conocida como "operación caracol" en Francia. Ha habido también protestas en las inmediaciones de los principales accesos a las principales ciudades francesas.

Kroes insta al diálogo

Mientras tanto desde la Comisión Europea su máxima responsable de la Agenda Digital, la comisaria Neelie Kroes, ha asegurado que "las protestas de los taxistas se enmarcan en un debate más global sobre la economía compartida. Tenemos que ser comprensivos con aquellas personas que tienen que hacer grandes cambios en sus vidas, como es el caso de los taxistas, pero no podemos ignorar los cambios que se están produciendo en la sociedad con prohibiciones".

En este sentido Kroes instó de nuevo a todas las partes a reanudar el diálogo "ya que las innovaciones digitales como son las aplicaciones móviles para pedir un taxi han venido para quedarse. Tenemos que trabajar con ellas y no contra ellas".