La reducción del coste de la deuda ahorró 8.700 millones al Estado en 2013
España ha presentado su estrategia de emisiones del Tesoro para 2014 - efe

La reducción del coste de la deuda ahorró 8.700 millones al Estado en 2013

España emitirá durante este año 65.000 millones netos, 7.000 menos que durante el ejercicio pasado, y prevé realizar las primeras subastas ligadas a la inflación

Actualizado:

La renovada confianza de los inversores en España se ha traducido en un ahorro para las arcas públicas. La reducción de la rentabilidad que el Tesoro público garantiza en sus subastas ha permitido al Estado ahorrar durante 2013 y frente a lo presupuestado un total de 8.700 millones de euros en intereses de la deuda pública, según ha detallado este miércoles el secretario general del órgano emisor, Íñigo Fernández de Mesa.

Ese ahorro es fruto de la reducción del coste medio de emisión del Tesoro del 3,01% con que se cerró 2012 al 2,45% registrado al finalizar el año pasado —la rentabilidad de algunos títulos está ya en su mínimo histórico—, y que tiene su reflejo en la prima de riesgo, que ha caído hasta el entorno de los 190 puntos básicos. «Se ha producido una normalización de los mercados de deuda pública que nos permiten financiarnos cómodamente y que tiene también un impacto positivo en la financiación del sector privado», ha señalado Fernández de Mesa durante la presentación de la estrategia de emisión del Tesoro para 2014.

El FLA absorbe 23.000 millones

El Estado prevé realizar durante los próximos doce meses emisiones netas por un total de 65.000 millones de euros, casi 7.000 menos que en 2013, cuando las emisiones de deuda pública nueva ascendió a 71.877 millones de euros, en línea con los 71.000 programadas en enero del año pasado. La emisión de esos 65.000 millones se hará exclusivamente con bonos y obligaciones, de forma que este año no se emitirán letras, sólo se amortizarán. De ese monto, 23.000 millones servirán para financiar el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que según el Gobierno «ha sido muy eficaz» al reducir el coste de financiación de las autonomíasy por lo tanto se mantendrá un año más.

En total, entre deuda nueva y amortización de los títulos que vencen este 2014, el Tesoro afronta este año una emisión bruta de 242.370 millones de euros, por encima de los 236.695 emitidos en 2013 y la mitad que, por ejemplo, Italia, que lanzará al mercado 470.000 millones de euros en deuda pública.

Como fuere, y junto a las subastas ordinarias, la dirección del Tesoro mantendrá abierta la posibilidad de realizar, como ya hizo durante 2013 y si la situación del mercado lo permite, alguna colocación privada de títulos a plazos muy largo, entre 30 y 40 años, en otras divisas como el dólar y tratará de lanzar las primeras emisiones referenciadas a la inflación europea, con el fin de captar dinero de fondos de pensiones y aseguradoras de todo el Viejo Continente, inversores a muy largo plazo que prefieren este tipo de emisiones. Este tipo de emisiones fuera del calendario programado permiten al país obtener liquidez extra.