Alerta por la caída turística en Madrid
Dos turistas pasean por la Plaza Mayor de Madrid - belen diaz

Alerta por la caída turística en Madrid

Mientras España bate récords con 7,8 millones de visitantes extranjeros en julio, la región pierde un 10,7%

Actualizado:

La Comunidad de Madrid está cambiando de tendencia. Ya no atrae tanto a los turistas internacionales y una de sus principales fuentes de ingresos está menguando. De este modo, mientras todas las previsiones auguran que 2013 será un año de récord para España, al recibir de enero a julio 34 millones de visitantes extranjeros, un 3,9% más que en 2012 —el tope más alto hasta la fecha—, en la región madrileña la tendencia es la contraria.

Los extranjeros que han elegido la Comunidad en ese periodo han descendido un 5,7%, lo que se traduce en la llegada de 2,4 millones de visitantes, el 7,3% del total nacional. Sin embargo, dicha cifra alcanza en julio una bajada del 10,7%, con 338.624 de extranjeros, frente al incremento del 2,9 del Estado, con 7,9 millones.

Así lo refleja la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) del Ministerio de Industria. Por ello, el Gobierno central prevé que España reciba 22,3 millones de turistas de junio a septiembre, superando los 58,6 millones de 2007. Sin embargo, en lo que respecta a la Comunidad de Madrid, la región encadena tres meses consecutivos de caídas. Es el mercado italiano el mayor artífice del decrecimiento, motivado por la crisis, sin olvidar que los franceses y latinoamericanos también bajan. Y, entre los principales mercados emisores, solo ha aumentado el estadounidense.

Por contra, Cataluña se sitúa en cabeza en los primeros siete meses del año, al captar el mayor porcentaje de visitantes extranjeros y subir un 5,1%, seguida de Baleares (7,5%), Canarias (0,9%) y Andalucía, con un aumento interanual del 3,6%. Con todo, el mayor repunte, del 11,8%, lo experimenta la Comunidad Valenciana.

Impulsar el modelo catalán

La tónica se repite con los datos que maneja el INE, según los cuales, si en 2012 entraron en la región 10 millones de personas, de enero a julio de este año lo hicieron 5,2, frente a los 5,8 de 2012, lo que supone una caída interanual del 9%. Y en julio llegaron 795.313, un 6,8% menos. Mientras, en España, en los siete primeros meses hubo una caída del 1,3%, con 46,8 millones de entradas, y un incremento del 0,1% en julio, con 9,6 millones.

¿Cuáles son los motivos de que Madrid haya perdido posiciones? Las patronales y las asociaciones del sector, además de la crisis, que lastra especialmente el mercado nacional, coinciden en una cuestión. «A pesar de que somos líderes en todo, Cataluña nos ha tomado la delantera —y, junto a ello está la situación de Barajas e Ifema, de capa caída—, nos hemos dejado pisar», recalcó Arturo Fernández, presidente de los empresarios madrileños y de la Cámara de Comercio. «Debemos impulsar el turismo y crear, junto a Comunidad y Ayuntamiento, una asociación o consorcio como el catalán con presencia de la patronal y asociaciones del sector», aseveró. Fernández adelantó que ya ha habido varias reuniones y que habrá más en las próximas semanas.

«Falta promoción y es necesario destinar a ello más dinero, así como un plan estratégico pilotado por los profesionales del turismo al que se sumen todos los fondos de la administración local y regional», subrayó Hilario Alfaro, presidente de la Confederación de Comercio Especializado de la Comunidad (COCEM). «No es de recibo que el turismo haya subido en toda España, aunque sea "prestado", por las crisis de Egipto, Siria, Túnez y Turquía, menos en Madrid».

«La más barata de Europa»

De la misma opinión es Antonio Gil, secretario general de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM). «Necesitamos de manera urgente la promoción internacional del destino Madrid. Es costoso, pero es la mejor inversión que las administraciones pueden acometer, ya que repercute de forma inmediata en todos los sectores». «Es perentorio que se tomen medidas; de lo contrario habrá cierres —ya ha habido cinco de la cadena Foxá—, y recorte de plantillas».

El modelo también está en cuestión. «Nos hemos basado en el turismo de negocios, el que menos gasta, y debemos apostar por el del ocio y compras que deja más dinero», aseveró Alfaro.

El Ayuntamiento de Madrid niega la mayor y asegura que la ciudad subió en 2012 al cuarto puesto en el ranking mundial de congresos internacionales, con 164 encuentros, adelantando así a Singapur y a Barcelona, y superando a Londres.

«El turismo de reuniones nos aporta una media de mil millones anuales». Afirman que, según datos del INE, Madrid capital ha estabilizado sus cifras de visitantes anuales en torno a los 8 millones, mientras que hace 10 años recibía 4,7 millones. La cuota internacional y nacional representan, tanto en la ciudad como en la región, el 50%, un aspecto que no sucede en otras capitales -en alusión al turismo español-, uno de los motivos de la caída del turismo en la capital el primer semestre, de un 8,37%. Con todo, aseguran que Madrid sigue liderando la tabla de las ciudades más visitadas de España y que las campañas de promoción son constantes.

«Ha caído el turismo nacional de ocio de fin de semana por la crisis, y el cultural y gastronómico extranjero también, algo que no sucede en Barcelona que mantiene un 70% de turismo internacional y un 30% del nacional, aproximadamente, lo que le permite conseguir un precio medio por habitación de casi el doble que en Madrid, una de las ciudades más baratas de Europa para visitar, con un precio medio de 69 euros», precisó el secretario general de AEHM, Antonio Gil.

«Los ingresos por habitación disponible, salvo en las categorías superiores (4 y 5 estrellas), venían cayendo desde finales de 2012. Pero en julio, el descenso ha sido de un 10,10%».

Atraer a Rusia, China, Brasil

Atraer a los países «bric» o emergentes —Brasil, Rusia, India y China— es otra de las apuestas del sector, precisó Alfaro. Prueba de ello es que, según Turespaña, estos visitantes gastan de media unos 600 euros al día, frente a los cien del mercado inglés, alemán o francés, llamados destinos «maduros».

Y otra muestra más es que, según la Organización Mundial del Turismo, este sector crecerá un 3,5% hasta 2030, lo que se traducirá en que se incorporarán al mercado 500 millones de nuevos viajeros, el 80% de ellos, de países emergentes. El descenso en la afluencia de visitantes extranjeros ha hecho que en agosto Madrid acaparara el 26% del gasto en compras, frente al 62% de Cataluña, que tiene en los cruceros un plus. «En Madrid se ha vendido un 25% de productos de lujo a turistas, la mitad que hace un año», según COCEM.

«Somos líderes mundiales en turismo tras EE.UU. y no podemos dejar que nos pisen el terreno. Es el único sector que tira de la economía y necesitamos una imagen de marca sólida», coinciden patronal y asociaciones.