Los desahucios podrían hacer caer al gobierno griego
Antonis Samaras, Primer Ministro de Grecia - reuters

Los desahucios podrían hacer caer al gobierno griego

La nueva ley deberá ser aprobada por mayoría en el Parlamento dentro de pocas semanas

BEGOÑA CASTIELLA
Actualizado:

Desde finales del 2009 y hasta ahora, los griegos no veían peligrar su primera residencia aunque no pudieran pagar a los bancos. Por ley estaba protegida la primera residencia (siempre que no superara los 200.000 euros y que sus ingresos anuales fueran inferiores a los 25.000 euros), algo que protege a todas las familias que no pueden seguir pagando a los bancos hasta finales de este año, gracias a varias prórrogas. Pero la troika (formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) exige que no se vuelva a prorrogar, basándose en la necesidad de preservar el sector bancario y el inmobiliario.

La nueva ley, que si se aplica será a partir del 1 de enero próximo, deberá ser aprobada por mayoría en el Parlamento dentro de pocas semanas. Esto significa que tendrá que obtener 151 votos al menos, concentrando la gran mayoría de votos de socialistas y conservadores que forman el gobierno de coalición liderado por el conservador Antonis Samarás. En total, los dos partidos superan este número ( alcanzan los 155 en este momento). Sin embargo, son muchos los diputados que se muestran contrarios a cualquier levantamiento de esta moratoria, pensando en los griegos arruinados... pero también, en el precio electoral de semejante medida en sus propias circunscripciones electorales .

Hablan hasta de levantamientos populares y de guerra civil. No obstante, saben que para el ciudadano griego medio, los bancos son responsables, en gran parte, de la crisis y se ven favorecidos por el rescate. Siempre teniendo en cuenta que todos los partidos de la oposición exigen que la moratoria se prorrogue un año más, insistiendo en que 1.300.000 griegos están sin trabajo -el paro supera el 27 por ciento- y la población sufre las consecuencias de 6 años de recesión. Y que paralizarán cualquier intento de desahucio con manifestaciones populares.

Acuerdo pactado

Samarás se ha reunido ayer con el líder de los socialistas y vice presidente del gobierno, Evángelos Venizelos, acompañados ambos por el Ministro de Finanzas Yánis Sturnáras y el de Desarrollo Costis Hatzidákis para negociar una solución; que no se vean afectados quienes están en riesgo de exclusión social, haciendo que el levantamiento de esta moratoria afecte a menos de 12.000 a 15.000 propiedades que se verán subastada. Esto representa únicamente el 2 por ciento de los propietarios de primeras residencias que han sido amparados por la ley hasta ahora. El otro 98 por ciento de las primeras propiedades seguirá protegido por un año mas.

Samarás ha insistido que «las primeras propiedades de ciudadanos socialmente vulnerables y de quienes no pueden pagar sus préstamos por la crisis estarán totalmente protegidos», añadiendo que «esto es algo que no se negocia y punto». Venizelos, por su parte, indicó que «según la información que poseo, no existe problema alguno», añadiendo que hay una serie de gente aprovechada que se esconde detrás de esta moratoria sin encontrarse realmente en situación vulnerable, «escondiéndose trás los que necesitan protección».

Todavía no se han dado a conocer los detalles concretos del proyecto de ley, que debe negociarse antes de la llegada de la troika en el mes de septiembre.

Tras la reunión el diputado socialista Mijális Kassís, que había amenazado con no votar el levantamiento de la moratoria, declaró en la televisión privada MEGA:«considero que las cosas van por el buen camino tras la intervención del primer ministro y la reunión que tuvo con el vicepresidente del gobierno. Estamos a la espera de la propuesta concreta, de cuándo se presentará ante el parlamento, para ver que se mantiene la protección de la primera residencia». El líder radical Alexis Tsípras, que es el jefe de la oposición y maneja con éxito la retórica populista, declaró desde Corfú que «algunos se presentan como gallos pero en el momento crítico son aves de corral».