Rescate a Grecia, el cuento de nunca acabar
Un guardia presidencial (Evzon) iza la bandera griega frente al Partenón - efe

Rescate a Grecia, el cuento de nunca acabar

Angela Merkel, canciller, Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas y el Bundesbank ya han dejado caer una nueva ayuda al país heleno en aras de salvarlo de la bancarrota

javier calero
Actualizado:

¿A la tercera irá la vencida? Eso piensan los acreedores alemanes que ven en riesgo su inversión en Grecia por una bancarrota que cada vez se siente más próxima. A falta de menos de un mes para las elecciones alemanas, representantes de los altos mandos germanos, la propia Angela Merkel, Wolfgang Schäuble,el responsable de Finanzas, y la filtración del Bundesbank, se han manifestado respecto al más que posible tercer rescate de la economía griega.

«Qué sumas serán necesarias dado el caso, no lo puedo decir a día de hoy. Como pronto podremos decirlo a mediados del año que viene», aseguró ayer Angela Merkel al ser entrevistada por la televisión SAT 1 sobre las declaraciones de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que adelantaba un tercer rescate al eslabón perdido de la eurozona.

Siempre es la misma retórica la que indica la llegada de un nuevo rescate. Desde que llegara al poder Yorgos Papandreu del Partido Socialista de Grecia (Pasok) y destapara las cloacas de las cuentas públicas que revelaban un déficit y una deuda del la administración disparada, la cuna de la democracia se ha visto sometida al dictado de la Troika.

Los expertos iban aterrizando al país, la Comisión Europea acusaba de irregularidades una y otra vez, Goldman Sachs se libraba de rendir cuentas ante la justicia por ayudar al Estado griego a maquillar miles de millones de euros en deuda a las autoridades europeas, etc. Una nueva realidad golpeaba, por tanto, a los ciudadanos. Las víctimas de la tragicomedia, los griegos que vieron como el paro antes del primer rescate se situaba en torno al 12% y ahora supera el 27.

Antes, a la llegada de Papandreu, la deuda pública era del 113% sobre el PIB ahora supera el 160%. De por medio, la condicionalidad de la troika con la Comisión Europea a la cabeza. El déficit en 2009 alcanzó el 15,4% del PIB ya con el primer rescate acordado de 110.000 millones de euros en tres años. En su momento, ya avisó Alemania de que iba a estar vigilante sobre el dinero que recibiría el gobierno del Pasok. Acto seguido, primer gran recorte: una reforma de pensiones que implicaba la reducción del 26% del presupuesto destinado a las jubilaciones.

«La isla de los ciegos» y las privatizaciones

En 2011, el FMI ya aventuraba que Grecia debía acometer hasta 50.000 millones de euros en privatizaciones hasta 2015. Para ello, el Estado planeó vender los principales activos que poseía como las compañías de aguas en Atenas y Tesalónica y de electricidad DEI, la concesión del permiso de lotería estatal y la privatización de la compañía de juegos y quinielas OPAP. También, propiedades estatales, porcentajes de la compañía ferroviaria OSE, Correos ELTA, Cias de Agua de Atenas y Tesalónica, de puertos y aeropuertos, privatización total de casinos.

El FMI, experta en una de cal y otra de arena, mientras recomendaba a Grecia no ir demasiado lejos con los ajustes, también advertía que o aceleraba las privatizaciones o entraba, irremediablemente, en suspensión de pagos. Asimismo, la pareja Merkozy, Merkel y Sarkozy, pactó un segundo plan de rescate para Grecia que sería, finalmente, de 130.000 millones de euros. Entre la primera ayuda y la segunda, el país heleno ya ha recibido cerca de 230.000 millones.

Entretanto, no paran de salir a la luz los numerosos abusos del sector público griego. Uno de los ejemplos más impactantes es la bautizada por el Wall Street Journal como « la isla de los ciegos»-Zante-. Sobraban, así, razones para las exigencias de los acreedores que continuaban demandando mayor rigor cuando el deficit fiscal se ha mantenido siempre por encima del 9% desde 2008 a causa del crecimiento imparable de los intereses de la deuda.

Una quita polémica

Sin embargo, el segundo rescate no vino sólo sino que lo hizo acompañado de una quita del 50% de la deuda, aprobada por más del 95% de los acreedores y que hizo caer de los 3500 hasta 1700 los puntos básicos de la prima de riesgo. Pero antes, hubo una pausa democrática. Papandreu convocó y desconvocó, por las presiones europeas, un referendo sobre el plan de rescate que, tras esta crisis, adelantó la llegada de Lucas Papademos. El tecnócrata tenía más que vínculos con Goldman Sachs.

Estado actual

Los radicales de Amanecer Dorado subiendo, un tripartito, gobernado por el conservador Samaras, que ya no lo es tras el abandono de la izquierda moderada (Dimar). El desempleo superando el 27 de la población activa. La inestable situación de la televisión pública griega (ERT) que acaba de volver a emitir bajo mínimos y a partir de una transitoria (DT). El ministro de Finanzas alemán que admite en un mitin la llegada del tercer rescate a Grecia el año que viene; Merkel no lo descarta y las Instituciones Europeas, paralelamente, aplazan la decisión del tercer rescate, el cual será menor que los anteriores, según apunta el gobierno alemán.

Por tanto, incluso después de las legislativas alemanas del 22 de septiembre, todavía restarán bastantes capítulos de esta tragicomedia griega; o cómo el primer mundo ha empezado a sufrir aquello que le era ajeno.