Cómo ser el próximo Amancio Ortega o Bill Gates siguiendo sus propios consejos
De izquierda a derecha: Steve Jobs, Amancio Ortega, Bill Gates y Donald Trump

Cómo ser el próximo Amancio Ortega o Bill Gates siguiendo sus propios consejos

Aplicar las creencias y pensamientos de personalidades como Donald Trump, Steve Jobs o Walt Disney puede ayudarnos a conseguir el ansiado éxito profesional. ¿Podemos ser como ellos?

Actualizado:

La situación económica de nuestro país viene siendo desde hace algún tiempo un caldo de cultivo idóneo para la proliferación de todo tipo de manuales y recopilaciones de consejos que persiguen proporcionar a los jóvenes -y a los no tan jóvenes- el empujón que necesitan para dar el paso que les lleve al éxito profesional. No en vano hay un consejo, un mantra que todos los autores consideran deberíamos seguir al pie de la letra si queremos alcanzar nuestras metas: para ser los mejores debemos empezar a creer en nosotros mismos. Construir una marca propia, «vendernos», emprender, aparcar el miedo al fracaso o gestionar un buen equipo son algunas de las claves para lograr la excelencia en aquello que nos propongamos.

Como los expertos afirman, esta tarea parece mucho más difícil de lo que en realidad es. Si de algo está llena la historia es de personalidades que lo han hecho todo en sus respectivos campos y que han demostrado que con pocos recursos se puede llegar a lo más alto. Entonces, ¿por qué no utilizar sus ideas y pensamientos para tratar de imitar sus éxitos? Francisco Alcaide Hernández, experto en desarrollo personal, plasma en el libro «Aprendiendo de los mejores» (Ed. Alienta) más de quinientas reflexiones de algunos de los mejores talentos del mundo y que pueden resultarnos altamente útiles para nuestro desarrollo personal y profesional.

«El éxito deja huellas y, si uno es capaz de identificarlas, está en las mejores condiciones a la hora de definir sus propias metas y conseguirlas», considera Alcaide. Las actuales dificultades económicas son, para el experto, solo un obstáculo más a salvar en el largo y emocionante camino que deberemos recorrer si queremos ser los mejores: «las circunstancias pueden condicionarnos temporalmente, pero si uno tiene una fuerte determinación por llegar a algún sitio, encontrará el modo para que así suceda». En ABC hemos seleccionado algunos de los personajes analizados por este experto en desarrollo personal así como los sabios consejos que, sin lugar a dudas, podrán ayudarnos en ese empeño por lograr la excelencia. ¿Qué nos impide ser el próximo Amancio Ortega o Bill Gates?

Amancio Ortega: «Mi éxito es el de todos los que colaboran y han colaborado conmigo. Un ser humano no puede ser tan inteligente, tan poderoso o tan prepotente como para hacer él solo una empresa de este calibre». Como el dueño de Zara, Alcaide señala que un buen equipo lo es todo para conseguir el éxito. «Vales tanto como la gente de la que te rodeas. Todos tenemos carencias que debemos complementar con las fortalezas de otras personas. Sólos, las posibilidades de éxito son muy limitadas».

- «Lo mejor que tengo es la bondad», dice también Ortega. Para Alcaide, eso de ser un «tiburón de los negocios» no nos ayudará, en ninguno de los casos, a lograr la excelencia profesional. En el mundo de los negocios, «si vendes tu alma al diablo siempre lo acabas pagando».

Bill Gates: «La vida no es justa, acostúmbrate a ello». Alcaide considera que debemos afrontar los obstáculos que se nos crucen en el camino hacia el éxito con una actitud positiva. «El auténtico problema es no tener problemas, pues eso quiere decir que no te expones, no arriesgas, no haces nada y tu vida es anodina. Evitar los problemas es renunciar a crecer».

- «A menudo tienes que confiar en tu intuición». Está bien confiar en lo que nuestro corazón nos dice pero... ¿podemos permitirnos algo así en el actual panorama económico? Para Alcaide, intuición significa «pensar sin pensar. Es la razón acelerada, te dice qué hacer pero no el "por qué", por eso a menudo no prestamos la suficiente atención».

- «Sé amable con los nerds». Para Bill Gates está claro el por qué: «Cada vez habrá más gente joven dirigiendo a gente de mayor edad. Así son las cosas y así hay que aceptarlas». Como Alcaide señala, «las reglas del juego del mercado laboral han variado», por lo que debemos enfrentar la realidad tal y como es, no como nos gustaría que fuese.

Donald Trump: «Date la oportunidad de ser la persona que te gustaría ser». Para el magnate, «lo peor es resignarse, creer que la vida es algo que nos ocurre en lugar de algo que hacemos que suceda». Es por ello por lo que nos recomienda dedicarnos a aquello que mejor sabemos hacer y dejar atrás nuestras debilidades. En la misma línea, Alcaide considera que «cada minuto que dedicas a lo que no eres bueno se lo restas a aquello que es tu especialidad, con lo que no aprovechas tu potencial. Los talentos que no se aprovechan se pierden».

Gandhi: «La persona que no está en paz consigo misma será una persona en guerra con el mundo entero». Para «el Mahatma», «el universo refleja lo que tú irradias, y es un espejo de tu yo más profundo. Tu "mundo exterior" no es más que una proyección de tu "mundo interior"». Gandhi refleja valores que nos pueden resultar increiblemente útiles en nuestro desarrollo profesional y personal, como por ejemplo la paciencia. Para Alcaide, la paz interior tiene una importancia tremenda en nuestro crecimiento: «Cuando estás bien contigo mismo es más fácil obtener un buen rendimiento. Cuando la aptía, la instatisfacción o la falta de sentido nos invaden, rendimos por debajo de nuestro potencial».

Henry Ford: «Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan». Para el creador de Ford Motor Company, «la mayoría de personas, al no ver los resultados inmediatos, se dan por vencidas. No es que fracasen, sino simplemente que han dejado de intentarlo». En palabras del autor de «Aprendiendo de los mejores», «el juego no termina cuando pierdes, termina cuando te das por vencido. El éxito es, ante todo, perseverancia. En referencia al fracaso, el experto nos advierte de que «una estrategia ganadora implica perder necesariamente. Tus probabilidades de éxito aumentan cada vez que intentas algo. En España solo el 33% de los emprendedores que montan una empresa y fracasan lo vuelven a intentar; en Francia el 50% y en EE.UU. el 80%, cuando hay estudios que demuestran que para rentabilizar un negocio hay que montar de media cuatro».

Jeff Bezos: «Tu marca es lo que los demás dicen de ti cuando no estás en la habitación». El fundador de Amazon tiene claro que «lo realmente relevante no es lo que eres, sino lo que los demás piensan que eres. Cada cosa que dices y haces te posiciona de una manera u otra, te guste o no». Para Alcaide, la marca personal implica que, «si eres bueno en algo pero los demás no te perciben como tal, no tendrás resultados. Todos tenemos una marca personal aunque no queramos, pues aunque no hagas ni digas nada la gente te etiqueta. La cuestión, por tanto, es si gestionas tu marca o no, si los demás piensan de ti lo que quieres que piensen».

[Pincha aquí si quieres saber más sobre la marca personal]

- «Debemos seguir aprendiendo. Si no lo hacemos y nos conformamos con nuestro negocio principal, los cambios se producirán sin nosotros, nuestros conocimientos se quedarán atrasados deprisa y estaremos en peligro». Alcaide señala, en este sentido, que «nada es eterno y todo tiene una fecha de caducidad. La autocomplacencia es el mayor enemigo de cualquier empresa y persona, por lo que no hay que dejar de leer, estudiar y aprender».

Teresa de Calcuta: «La disciplina es el mejor amigo del hombre, porque lo lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón». Según el autor, en la vida son más que comunes las denominadas "personas gaseosa", «aquellas que inician con mucho ímpetu una actividad pero que al poco tiempo la abandonan. La disciplina es un concepto asociado al medio y largo plazo, no se trata de ser disciplinado las primeras semanas de cualquier actividad, sino mantener ese espíritu a lo largo del tiempo».

Oprah Winfrey. «Si quieres que tu vida sea más gratificante, tienes que cambiar tu forma de pensar». Deberíamos, según el Francisco Alcaide, ser capaces de transformar todos nuestros pensamientos negativos en positivos. «Tú no eres tus pensamientos, tus pensamientos son producto de tus creencias, que se han instalado como un software durante los primeros años de vida. A partir de ahí se debe iniciar un cambio de unas creencias "limitantes" por otras "posibilitadoras", por lo que hay que regar, diariamente, el jardín de la mente con pensamientos y experiencias positivas».

Steve Jobs. «Tu tiempo es limitado, no malgastes tu vida viviendo la vida de otra persona». Para el genio y alma de Apple el miedo a no gustar o a no caer bien al resto es uno de los principales frenos en nuestro camino para ser los mejores. Para Alcaide también está claro, pues considera que es más que necesario ofrecer en cada momento la mejor versión de nosotros mismos. «Es un tema de compromiso, y el compromiso se tiene o no se tiene, no existe a medias».

Walt Disney: «Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en que quieres estar mañana». Nunca es tarde para empezar de cero si no tenemos claro el modo en que hemos encaminado nuestro futuro. De hecho, Alcaide considera que comenzar de nuevo puede convertirse en «nuestra mejor inversión». «El pasado no se puede cambiar, pero sí puedes construir tu nuevo futuro. Es cierto que la edad condiciona algunas cosas, pero también lo es que nada tarda tanto en llegar como lo que no se empieza».