Muguruza, junto a Halep y Sharapova
Muguruza, junto a Halep y Sharapova - AFP
Copa de Maestras

El maratón de Muguruza

La española parte como una de las favoritas en el Masters de Singapur, en donde participa también en el cuadro de dobles

Actualizado:

En la cita de maestras, hay doble sesión para Garbiñe Muguruza, expuesta a un maratón en esta sibarita cita de Singapur ya que la española compite tanto en individuales como en dobles, un premio a este año memorable que supone su verdadera eclosión entre las mejores. Se habló mucho de ella por esa planta y por su tenis y ahora ya está entre las ocho elegidas, seguramente la raqueta que más preparada llega para el evento.

Este domingo empieza la Copa de Maestras y a Muguruza, finalista este curso en Wimbledon y campeona por primera vez de un torneo de los gordos como el de Pekín, se le considera favorita. Es la número tres del mundo (oficialmente lo será el lunes) y la ausencia de Serena Williams deja todo mucho más abierto.

Muguruza, ajetreada con el trasiego de los días previos, quedó ayer encuadrada en un grupo complicado, tres zurdas con todo lo que conlleva. Está Petra Kvitova (0-0 en el cara a cara), Angelique Kerber (3-3) y Lucie Safarova (0-1), mientras que Simona Halep, Maria Sharapova, Agnieszka Radwanska y Flavia Pennetta viajan por la otra parte. Las dos primeras de ambos grupos se clasificarían para las semifinales.

«Es la primera vez que voy a disputar una competición de liguilla y además me han tocado tres zurdas en el grupo, así que Sam Sumyk (su actual entrenador, que también es zurdo) va a tener mucho trabajo en pista estos días», bromeó la hispanovenezolana.

Cuenta el entorno de Muguruza que algo ha cambiado en su mentalidad después de un año voluble, valiente en la toma de decisiones después de romper con Alejo Mancisidor –su técnico desde hacía mucho tiempo– y concentrada en lo que toca. Después de la asfixiante gira por China, optó por ir directamente a Singapur para no perder tiempo y aclimatarse cuanto antes a la pista, «lenta y con poco bote».

Muguruza, tenista de portada porque a ella le gustan los principales escenarios, no se asusta y se ilusiona con su presencia también en el cuadro de dobles, pues se ha clasificado a última hora por la renuncia de otras parejas para competir con Carla Suárez (como rivales tienen a Mattek–Safarova; Chan-Chan; y Garcia–Srebotnik). «Cada partido en este Masters es como una final de un Premier Mandatory, pero tengo ganas de volver a competir. Estoy teniendo el tiempo suficiente para acostumbrarme a la pista y jugar el dobles también me ayudará a esa adaptación», razona.

Por lo que queda, Garbiñe está dispuesta a exprimirse un poco más. «Llego con muchas ganas a esta competición. Hasta ahora el año ha sido fantástico, y quiero dar un último esfuerzo a ver si puedo mantener mi racha asiática y hacerlo bien aquí».