El croata Kovacic - José Ramón Ladra
Real Madrid

Seis ofertas para relevar a Kovacic

El Madrid busca un sustituto para el croata, cedido al Chelsea. El campeón de Europa analiza si debe fichar o si lo apuesta todo por Llorente y Ceballos

Actualizado:

Kovacic no ha sabido esperar. Se marcha cedido durante una temporada al Chelsea, que solicitó al croata en plena negociación por el traspaso de Courtois, que ha costado 34 millones al Real Madrid. En el seno de la entidad se opina que el centrocampista no ha sido paciente. Esta temporada iba a jugar más que nunca con Lopetegui. Es un futbolista de proyección y el club español solo accede a un préstamo por un año, para recuperarlo la próxima campaña. Tampoco se entiende que quiera irse al conjunto inglés cuando no disputará la Champions. Tendrá menos visibilidad internacional.

La entidad madridista se olvida ya de Kovacic, que ya se encuentra en Londres, y se centra en rematar su plantilla. El debate de la dirección deportiva es si se necesita contratar un centrocampista de sus características o si invierte toda su confianza en Llorente y Ceballos, que en teoría disfrutarán de más opciones. En ese análisis profundo que realiza el Real Madrid, seis mediocampistas se ofrecen al rey de Europa: Héctor Herrera, Thiago, Kanté, Milinkovic-Savic, Erikssen y Pjanic.

Pagar por «supertop»

Hay una postura interna en la casa blanca que aboga por no contratar a nadie, en apoyo de los profesionales que están en la plantilla: «No vemos que haya nada mucho mejor que lo que tenemos para decidir un fichaje. Hay que poner en valor a nuestros jugadores. Poseen mucha calidad. Sin embargo, en muchos sitios siempre se da mayor valía a lo de fuera». En ese estudio de la situación se piensa que los precios están sobrevalorados. Hay una inflación evidente: «El ejemplo más claro es Mariano, ahora piden por él 80 millones. Pensamos que todos los centrocampistas que se ofrecen son muy caros. Solo debemos pagar mucho dinero por futbolistas que sean supertop, no top, únicamente por los supertop. Y ahora no hay en el mercado jugadores supertop».

La otra posición interna de la dirección deportiva opina que, con independencia de la calidad «indiscutible» del plantel, es conveniente reforzarse con «un centrocampista del mismo nivel de Kovacic». Lopetegui lo ha solicitado. Es lógico, quiere sentirse bien protegido. Se han marchado Cristiano y el joven croata. Desea pertrecharse ahora, cuando el mercado se lo permite, porque después le exigirán resultados. La entidad peina esa lista de centrocampistas que se colocan en la diana, de acuerdo con sus agentes y con los clubes. Y la casa blanca observa algunos «tapados» más. ¿Quién podría cubrir mejor la ausencia de Mateo Kovacic?

Héctor Herrera ansía venir

El mexicano Héctor Herrera (Rosarito, 28 años) es el más accesible económicamente y presenta muchas virtudes para aportar al Real Madrid. Acaba contrato con el Oporto en 2019 y mantiene la cláusula de rescisión que firmó en 2013 y que exigió tras su renovación en 2015: 40 millones. Es un dato claro de su anhelo de marcharse. La Liga portuguesa se le ha quedado pequeña hace tiempo y necesita dar un salto adelante en su carrera. Lopetegui lo sabe. Le conoce muy bien de su etapa en «Los Dragones». Es un mediocampista de clase, con regate, buen pase y tendencia a subir al ataque en vertical, con un carácter ganador, agresivo, que gusta. Y el Oporto está dispuesto a vender.

Thiago Alcántara es la segunda opción más clara para el campeón de Europa. El Bayern le ha situado como transferible y, a sus 27 años, reflexiona que necesita estar en un sitio donde le valoren, pues ya no es un jovencito. El Real Madrid podría rebajar su precio hasta los 50 millones si le interesara está opción. Si piden más, lo descartará al instante. Es un mediocampista de talento, técnico, director de juego, que lucharía por la titularidad. Lopetegui también le conoce perfectamente de su periodo en la selección española.

Kanté ha sido ofrecido al Real Madrid desde hace cuatro años. Campeón del mundo con Francia, quiere hacerse valer. El Chelsea no disputa la Champions, ha fichado a Kovacic y desea aprovechar el momento a sus 27 años. Es un medio centro defensivo, de poderío físico, de lucha, excelente como protector de la defensa. El dilema es si el club londinense quiere vender. Si pide 80 millones, el Real Madrid ni lo intentará.

La misma diatriba vive Christian Erikssen. Con 26 años piensa que es la hora de cumplir un sueño y militar en el Real Madrid. El problema es que su dueño es el Tottenham del rocoso Daniel Levy. El danés posee mucha calidad, es un director de juego excelente cuyo fútbol no brilla lo que debiera en el fútbol histriónico de la Premier, donde el pase en largo evita muchas veces a los creadores. Él se pone en el mercado a la espera de la oportunidad.

Pjanic también se pone en venta. Está en la edad del último gran salto, 28 años, pero solo se iría a un gran equipo como el Real Madrid. Líder de la Juventus en el centro del campo, manda, roba, presiona y enlaza con la delantera. Lo hace todo. Su precio es el gran problema. Pero la Juventus no rechaza una operación, pues se ha gastado 112 millones en Cristiano.

El más caro de los futbolistas que se ponen a tiro es Milinkovic-Savic. Sería un fichaje de calado, para una década, pues tiene 23 años. Jugador de magia, hábil, de toque, es más un media punta que un centrocampista. La Lazio vende a precio de «supertop».

El Real Madrid decide. No pagará un dineral. Y tiene algún tapado. Héctor Herrera se considera uno de ellos.