Vídeo: El Real Madrid se prepara para enfrentarse al Valencia con paradones de Navas en el entrenamiento
Real Madrid

El Real Madrid se decanta por Courtois

La dirección deportiva considera que Keylor, 32 años, debe decidir si acepta tener un papel secundario en el futuro o se va

La noche de insomnio que hizo posible el Santiago Bernabéu

Tomás González-Martín
Actualizado:

Defiende los viejos códigos del fútbol, que solo son antiguos por el tiempo, pues la experiencia continúa siendo práctica. Zidane no cambia. Tiene las ideas muy claras en el mundo del fútbol y aplica su filosofía. Siempre contó con un once titular y lo ha demostrado al recuperar a Marcelo, Isco y Asensio, reservas con Solari. Durante tres temporadas en el Real Madrid mantuvo un guardameta titular, Keylor, y un suplente, Kiko Casilla, fichado por Bielsa para el Leeds en enero. Ayer, Zidane rompió el primer debate del futuro. Aseguró que con su dirección no se repetirá la dicotomía vivida esta temporada tras la adquisición de Courtois. En agosto elegirá un cancerbero titular y un suplente. El entrenador no se ha pronunciado públicamente sobre la elección. No es el momento, se encuentra en plena competición y debe de hablar primero con sus hombres. Pero la elección está tomada: Courtois será el portero titular. Es una cuestión práctica. Los dos son buenos arqueros y la edad marca la diferencia. El belga, 26 años, fue fichado para convertirse en el propietario del puesto a largo plazo. Keylor cumple 33 en diciembre, posee dos campañas más de contrato y su trayectoria es a corto plazo.

«De momento hay tres buenos porteros y vamos a acabar la temporada con ellos», manifestó el técnico al cuestionarle por la política que empleará en esa posición tan singular. «Veremos lo que haremos el próximo año. No va a haber debate. No vamos a tener el tema de los porteros el próximo año, va a ser bien claro», sentenció el técnico. Navas ha expuesto que continuará en el Real Madrid si se cuenta con él, pero no puede vivir otra campaña como carne de banquillo porque su cotización es alta y su edad no casa con estar en la reserva. Tiene varias ofertas importantes de la Premier inglesa y la posibilidad de firmar un último gran contrato en una gran liga europea y mediática. El Real Madrid no pondrá resistencia con un hipotético precio de traspaso para un profesional que le ha dado tanto en cinco años.

La visión de esta política de futuro se observa de manera más nítida al valorarla al revés: si Keylor, 32 años, fuera el primer guardameta en agosto, el fichaje de Courtois quedaría fuera de juego y la dirección deportiva tendría que plantearse contratar otro buen portero al cabo de uno o dos años, pues el costarricense tendrá entonces 33 y 34 aniversarios cumplidos.

Navas está en su derecho de quedarse en el Real Madrid el siguiente curso y puede hacerlo, pero tendrá que asumir entonces que disputará entre veinte y veinticinco partidos, el rol secundario que soportó esta temporada, en la que ha disputado quince encuentros y solo cuatro jornadas de Liga, a expensas de sumar hoy en Mestalla la quinta por lesión de su compañero belga, que aún no sabe lo que es jugar con Zidane en la banda.

Luca Zidane: seguir en casa o apostar fuera

Courtois ha sido titular en 32 oportunidades y el planteamiento de la dirección deportiva cuando ejecutó su contratación fue que se asentara en el Real Madrid para cubrir ese puesto por un periodo de siete años.

Es una decisión práctica: Courtois, 26 años, fue un fichaje a largo plazo; si Navas se queda, admitirá su rol de reserva. Si Keylor se va, Lunin sería el segundo guardameta

Si Keylor se marchara en julio, Lunin sería repescado del Leganés para transformarse en el primer guardameta suplente. Con independencia del porvenir de Navas, el hijo de Zidane, Luca, deberá decidir si continuará como tercer cancerbero o si será mejor salir de la casa de toda su vida, el Madrid, para apostar por su valía en otro equipo donde pueda ser titular.

Navas se toma la visita a Mestalla como otro examen de su larga carrera. Es el sino de su vida, luchar.