MotoGPMárquez: «No quiero ser consciente ahora de lo que he hecho»

Marc Márquez, pentacampeón del mundo de MotoGP

A Márquez se le sale el hombro durante la celebración

Así va el Mundial de MotoGP

Actualizado:

Marc Márquez, flamante campeón del mundo por séptima vez en su carrera deportiva y la quinta en MotoGP, aseguró este domingo en Motegi que no quiere ponerse límites en su carrera deportiva: «Este es el objetivo y la mentalidad de cualquier deportista, no ponerte límites, y para eso trabajas todo el año para conseguir esto y te da más motivación para conseguir el siguiente récord. Cuanto más ganas, más quieres y eso es lo bueno del deporte, si trabajas bien llegan estos momentos, que son los más bonitos de celebrar. Ahora estoy en el nivel siete».

Sin haber terminado la temporada, Marc Márquez ya piensa en la próxima al manifestar que entonces tendrá «la presión de volver a luchar por otro título». «Espero que sea la tónica de toda mi carrera deportiva, pues eso significará que tengo nivel», aseveró.

Durante la celebración del título se abrazó con el británico Scott Redding y debido ese gestos se produjo una nueva luxación en un hombro. «Me he dislocado el hombro al abrazar a Redding y, al levantarse él, se me ha salido, pero afortunadamente estaban mis dos 'ángeles de la guarda', José y Alex. No es la primera vez que me pasa durante la temporada».

«Es un punto débil que me tendré que operar, de hecho tengo cita con el doctor Mir para operarme del hombro a final de temporada, no es una intervención importante, mi hermano Alex ya se ha operado, pero la recuperación es larga y por eso la haré en diciembre, pero estaré listo para el año que viene», anunció.

«No he querido decirlo durante la temporada para que no lo supiesen mis rivales, pero a algunos grandes premios he llegado tocado al salirse el hombro derecho en algún entrenamientos», aseguró el flamante campeón del mundo de Repsol Honda.

Márquez reconoció que para conseguir todos estos títulos es todo «como una rueda, en la que intentas tener todo controlado, eres mas maduro, tanto como persona como dentro de la pista, y también con el equipo, y cuando empiezas un año con buen pie pues ayuda más».

«Al final puedes pensar más en los objetivos, pero la esencia no se puede perder, tienes que arriesgar hasta en la última vuelta y máxime porque no me gusta perder a nada y trabajaré igual que hasta ahora para ganar o luchar por el podio», declaro Márquez sobre sus planteamientos para el futuro después de este nuevo título.

«La clave es tu entorno, y por eso ahora tengo ganas de llegar al taller y celebrarlo con mi gente, con todos, con mi hermano, con mi padre, llegar a Cervera y ver a mi madre, a mi entrenador; hay mucha gente alrededor que si todos no van en la misma dirección, no se puede tirar del carro, por eso hay que tener siempre la misma dinámica», opinó.

«No imaginas que en seis años puedas ganar cinco títulos de seis posibles»

«No imaginas que en seis años puedas ganar cinco títulos de seis posibles; es un sueño y no me quiero despertar, aunque soy consciente de lo difícil que es, pero no quiero ser consciente de lo que he conseguido y así el año que viene empezaré como si no hubiera conseguido ningún título», aseguró Márquez.

Para el campeón del mundo 2018 de MotoGP la clave de su nuevo éxito «fue la constancia».

«Hemos sido constantes, rodando rápido y en el podio pues todas las carreras que he terminado han sido en el podio, menos Argentina e Italia», recordó.

«Hemos encontrado un compromiso en el que cuando sufríamos estábamos en el podio y eso es algo que no debemos perder, pero tenemos que seguir evolucionando aunque esta constancia ya entendí que era necesaria en 2016 y eso es lo más importante», incidió.

En cualquier caso, Márquez también tuvo malos momentos, uno de los peores «fue Mugello». «Quizás el único error grande que cometí, era una carrera que si la acababa era tercero, no sé si fue lo peor, pero no fue una crisis, fue un error».

En el polo opuesto, el de los mejores momentos, Marc Márquez señaló «las victorias de Jerez y de Aragón». «Jerez porque era la primera de Europa y pudimos ganar, y luego Aragón porque las Ducati apretaban y había que pararlos».

«Agostini, Nieto y Rossi son los tres más grandes, los que tienen más títulos»

Sobre el italiano Andrea Dovizioso, Márquez tuvo palabras de elogio al afirmar que «sin rival no hay campeonato y el rival es el que te hace crecer y entrenar y eso es lo que intentas mantener y sobre todo tanto Dovi como Jorge, con los que más hemos luchado en las últimas vueltas, han hecho que MotoGP haya alcanzado un nivel de espectáculo impresionante y esta segunda parte de temporada ha sido apretada al máximo».

Al ser preguntado sobre la llegada de Jorge Lorenzo a Honda, reconoció: «En Valencia, cuando se suba en la moto, veremos como va; es un campeón, estará ahí e irá rápido, veremos cómo va pero nosotros a nuestro lado del taller y si hacemos las cosas bien se lo pondremos difícil a él y al resto de los pilotos».

Márquez restó importancia a sus siete títulos y al preguntarle por los mejores de la historia se limitó a decir que por los números «Agostini, Nieto y Rossi son los tres más grandes, los que tienen más títulos».