Resultado Brasil Venezuela

Venezuela y el VAR anulan a Brasil

Flojo partido de los de Tite, a los que les invalidaron tres goles y que se estrellaron contra una rígida defensa rival (0-0)

Actualizado:

Siempre que Brasil juega en casa tiene una presión añadida. Una presión que ya se tornó en intimidación en el Mundial de 2014 y que acabó como acabó. En la presente Copa América, se comienza a respirar esa inquietud desde las gradas y en el césped. La afición se impacienta y sus jugadores no responden a las expectativas. El primer partido ante Bolivia los pitos se silenciaron gracias a la victoria, pero en el Arena Fonte Nova los silvidos fueron una constante. El cuadro brasileño es líder de grupo por las matemáticas; por juego y sensaciones parece que ya está eliminado en la competición de la que son anfitriones.

Ya con su habitual equipación amarilla, Brasil llegó al encuentro ante Venezuela con ganas de convencer, y los primeros quince minutos daban pie a ello. Richarlison y Neres dispusieron de dos ocasiones cada uno para poder adelantar a la «canarinha», pero su empuje pronto fue inhibido.

La «vinotinto» saltó al césped a sobrevivir y a aprovechar lo poco podría generar, limitados a los centros al área y a la corpulencia de Salomón Rondón. Dos líneas plantadas frente al área fueron más que suficientes para anular los ataques de los brasileños, que en ningún momento del primer tiempo dieron con la tecla del gol. Era un guión prácticamente calcado al de su estreno ante Bolivia. Sin embargo, en esta ocasión Coutinho, ni ninguno de sus compañeros, acudió al rescate en la reanudación.

El jugador del Barcelona recordó al de esas noches al del Camp Nou. Ausente e incapaz de desplegar el juego que cautivó en Inglaterra. Nada más salir del túnel de vestuarios, Tite cambió a Richarlison por Gabriel Jesus. En el 56 sacó a Fernandinho por Casemiro, toda una declaración de intenciones: atacar y abrir la lata. Llegada la hora de partido ese momento pareció llegar, pero ahí estaba el VAR.

El VAR, determinante

El videoarbitraje anuló correctamente un tanto de Gabriel Jesus. No enfadó especialmente a los brasileños, pues veían que el delantero del City podía darles la llave de la victoria. Pero de nuevo se echó el cerrojo venezolano. Nunca se acercaron al área de Alisson los hombres dirigidos por Dudamel, pero ese no era su propósito.

Venezuela salió a sobrevivir, un objetivo que cumplió con creces gracias a su rigor defensivo y al VAR, que volvió a actuar en otras dos ocasiones. Tite se encomendó a una de sus promesas, sacó a Éverton, del que tan solo se pudo nombrar un centro que acabó en tanto de Coutinho, anulado también correctamente por fuera de juego.

Con el tiempo reglamentario cumplido, el choque se alargó hasta nueve minutos, fruto de las interminables interrupciones de la sala de videoarbitraje. Un añadido que no dio para mucho. Con la excepción de que Fernandinho rozó la épica con un remate de cabeza tras un saque de esquina que se marchó rozando el palo.

El rostro de la «verdeamarella» era de enfado. La imagen no fue buena y el punto sabe a muy poco, pues se ven con cuatro puntos empatados con Perú. Todo lo contrario para los venezolanos, que han rascado dos empates que les permite soñar con la clasificación para los octavos.