Morata, entre Rami y Kolo
Morata, entre Rami y Kolo - EFE
Sevilla-Juventus

Llorente cabecea la clasificación del Sevilla

El gol del riojano y la remontada del City sobre el Borussia, 4-2, permitieron que el equipo de Emery dispute su torneo preferido, la Europa League

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN
Actualizado:

El Sevilla se clasificó para la competición que ama, la Europa League, de la que es tetracampeón, gracias a un testarazo precioso y a la remontada del Manchester City sobre el Borussia Moenchengladbach, del 1-2 al 4-2, que dejó al conjunto español como tercero del grupo D y a los alemanes cuartos, fuera de Europa.

El conjunto hispalense jugó con todos sus genios para intentar seguir en Europa. Emery recuperó a Ever Banega, que es el James sevillista. Y alineó a sus corredores de fondo, Krychowiak y Tremoulinas, que son sus Lucas Vázquez particulares. Quienes no estaban en el Sánchez Pizjuán tuvieron dificultades para ver el partido por televisión, porque presenciarlo por Bein Sports es más difícil que que encontrar a un esquimal de raza negra.

Comenzó flojo el conjunto hispalense. Con miedo a la Juventus. El respeto se trasladó a la grada. El estadio sevillano estaba lleno y no había apoyo al conjunto blanco. No transmitía el juego local. No transmite este Sevilla a lo largo de la temporada. Y sus seguidores no parecían calibrar tampoco la importancia de vencer para ser terceros y continuar en Europa, aunque fuera en la Europa League, la competición que el club ha conquistado cuatro veces. Morata dio el primer susto del partido en un uno contra uno ante Rami con remate desviado final. Esa ocasión asustó aún más al cuadro sevillista.

Llorente, al contragolpe, estuvo a punto de cabecear un centro de gol. Esa acción animó a sus compañeros. El duelo se equilibró. Era un toma y daca de oportunidades. Sergio Rico, enorme, despejó un cabezazo a bocajarro de Sturaro. El Sevilla contestó con un contragolpe y disparo potente de Konoplyanka, que Buffon rechazó para emular a Rico. En ese momento, en el ecuador del primer tiempo, el Manchester City y el Borussia Moenchengladbach empataban a un gol. Mientras no ganaran los alemanes en Manchester, el equipo andaluz tendría la opción de clasificarse siempre que ganara a la Juventus. El problema para Emery era la debilidad de su zaga. Le faltan tres centrales, lesionados, y se nota demasiado.

El juventino Alex Sandro recibió una tarjeta por una incursión de Coke dos minutos antes del 1-2 del Borussia en Manchester, que eliminaba provisionalmente al club sevillano. Sergio Rico despejó un golpe franco lanzado excelentemente por Dybala. El público emitió ligeros pitidos al equipo local. No podía con el rival.

Con la entrada de Mariano, el Sevilla mejoró en seguridad en la defensa y el equipo se marchó al ataque sin tanto respeto al contragolpe italiano. Y en un saque de esquina llegó lo que nadie esperaba. Konoplyanka botó el córner y Llorente cabeceó el primer gol del partido en el primer poste. Era el minuto 65. Faltaba que el City reaccionara con Navas en el césped.

Entró Krohn-Dehli por Konoplyanka para potenciar el centro del campo sevillista. Y el estadio hispalense explotó de alegría con tres goles del City que remontaron el partido y dejaban al Sevilla como tercero del grupo D y al Borussia fuera de Europa. El equipo andaluz debía vencer y que el Borussia no ganara para ser tercero y disputar su torneo más amado, la Europa League, del que es plusmarquista, tetracampeón continental. Llorente, que estaba agotado, pidió el cambio. Entró Gameiro.

El Sevilla jugó mejor con el marcador a favor, a la contra. Dybala estrelló un balón en la madera. Rico lo paró todo. Y el cuadro español se clasificó.sevilla era un festival de emociones.

Alineaciones. Sevilla: Rico; Coke, Rami, Kolo (Mariano, m. 58), Tremoulinas; Krychowiak, N'Zonzi; Vitolo, Banega, Konoplyanka (Krohn-Dely, m. 68); F. Llorente (Gameiro, m. 79). Juventus: Buffon; Barzagli, Bonucci, Chielini; Lichsteiner (Cuadrado, m. 78), Sturaro, Marchisio, Pogba, Sandro; Morata, Dybala.