Griezmann, en un entrenamiento con la selección francesa - EFE | Vídeo: Cerrezo «Griezmann es jugador del atlético de Madrid y punto» ATLAS
Fútbol

Griezmann, decidido a quedarse en el Atlético

El francés comunica a su círculo de confianza que no abonará la cláusula de rescisión y renuncia a jugar en el Barça la próxima campaña

Actualizado:

Antoine Griezmann no se moverá finalmente de Madrid y la próxima temporada, si no cambia de planes, continuará luciendo de rojiblanco en el Wanda Metropolitano. El delantero no ha comunicado todavía públicamente su decisión de permanecer ligado al Atlético, pero, según ha sabido ABC, este sábado sí informó ya a su círculo de allegados de su determinación de no pagar la cláusula de rescisión para firmar por el Barcelona. El internacional francés verá mejorado sustancialmente su contrato con el equipo de la capital y se convertirá en uno de los jugadores mejor pagados de Europa, aunque en su elección final no ha pesado únicamente el factor económico. El galo, muy unido a Diego Simeone, piensa que aún tiene margen de mejora junto al técnico que le ha llevado a convertirse en uno de los grandes referentes del fútbol mundial y quiere seguir siendo la bandera del proyecto de su actual club. La reciente conquista de la Europa League ha resultado el impulso definitivo para aceptar seguir en el Atlético.

[ La larga espera por Griezmann]

El culebrón de la continuidad de Antoine Griezmann en el Atlético, un serial que comenzó hace ya un año con unos primeros coqueteos con el Manchester United, toca a su fin. Aunque con el francés siempre existe un pequeño resquicio para la duda y la posibilidad de un cambio inesperado de planes, el internacional ya ha comunicado a su círculo más íntimo la decisión de seguir en su actual club. Tras el amistoso ante Italia del pasado viernes, en el que marcó de penalti, el jugador explicó a la prensa que antes del comienzo del Mundial de Rusia (14 de junio) anunciará su futuro. Sin embargo, lo tiene ya muy claro y este sábado informó a su círculo más cercano de su deseo de seguir en Madrid, donde tanto él como su mujer y su hija se sienten muy integrados. Según ha sabido ABC, el galo anticipó su decisión a través de un mensaje de móvil, aunque este domingo seguía jugando al despiste con los medios de comunicación. «¿Si todo esto me perturba? No, estoy bien, con total confianza y lo más importante es que soy feliz», respondió el internacional a la televisión TF1 en la concentración con su selección. El jugador, si no recula, no tardará en oficializar públicamente su deseo de continuar vistiendo de rojiblanco.

Blindaje rojiblanco

Al Atlético no le saldrá barata la continuidad de Griezmann, que pasará a cobrar más de 20 millones de euros por temporada, seis más que este curso. A cambio, el delantero, que tiene firmado contrato hasta 2022, verá ampliada su cláusula de rescisión, que el próximo 1 de julio tendría que pasar de 200 millones de euros a la mitad. La entidad rojiblanca blindará así a su estrella para evitar quebraderos de cabeza como los vividos en los últimos meses con el Barcelona. El pasado verano y tras la sanción impuesta por la FIFA al Atlético por los fichajes irregulares de menores, el galo aceptó continuar para no perjudicar al equipo en un momento delicado porque no tenía posibilidad de acudir al mercado para buscar un recambio, pero puso como condición de que su cláusula se redujera a final de esta temporada.

Los azulgranas, que este invierno tiraron la casa por la ventana al pagar 160 millones de euros por Coutinho y 140 millones por Dembélé, vieron un negocio barato el posible fichaje del galo y en los últimos meses todo parecía indicar que el jugador acabaría en el Camp Nou. Los contactos mantenidos por la entidad que preside Josep María Bartomeu con el entorno de Griezmann, reconocidos desde el propio Barça, han tensado las relaciones entre ambos clubes. Finalmente, si su jugador no se echa atrás, será el Atlético el que acabará ganando esta larga partida de ajedrez.

Griezmann sabe que el Barcelona corre el peligro de estar a la sombra de Messi y prefiere seguir siendo la bandera del proyecto del equipo rojiblanco, que ha prometido a su estrella refuerzos de calidad para hacer frente al Madrid y al Barça en la Liga e intentar la conquista de la Champions, cuya final se jugará el próximo año en el Wanda Metropolitano. Otro estímulo más para el delantero.

Tras la final de la Europa League, en la que resultó decisivo con dos goles, Griezmann comenzó a decantar la balanza a favor del Atlético, aunque siempre se ha mantenido públicamente en silencio. Antes del último partido de Liga, ante el Éibar y en el que fue silbado por un sector de la afición por la incertidumbre generada, el galo ya habría anticipado sus intenciones a los pesos pesados del vestuario. Su deseo es seguir a las órdenes de Simeone y pelear por celebrar nuevos títulos como jugador rojiblanco.