España ganó en 2011 con Mata y Adrián como líderes del equipo - EFE / Vídeo: Atlas
Campeones sub 21

Ceballos y Fabián, el ejemplo de una cantera española bien cuidada

España celebró su quinta victoria histórica en el Europeo sub 21, tres en los últimos seis años. De Sanchís a Fabián pasando por Valerón, Thiago, Guti, De Gea, Mata, Isco, Koke, Adrián López y Morata, entre otros muchos campeones

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Del talento de Ceballos al de Juan Mata, de la visión de gol de Fabián a la de Canales, de la practicidad de Olmo a la de Morata. Los éxitos de la selección española sub 21 a lo largo de esta década son el espejo de una cantera espléndida cimentada por el trabajo en un estilo de juego que busca la calidad por encima de todo. Luis de la Fuente coronó anoche una meta que premia miles de horas de una labor realizada por diversos entrenadores a lo largo de muchos años. La España de Luis Milla triunfó en la edición 2011 al vencer 2-0 a Suiza en la final, con la aportación decisiva de Adrián López, máximo goleador, Mata, Thiago, Herrera, Parejo, Azpilicueta, De Gea y otros hombres que hoy continúan en primera línea del fútbol nacional e internacional. «Era una apuesta por el fútbol de ataque, por el toque de balón, irrenunciable, una idea que hoy persiste», subraya Milla ante ABC. Una idea que se ha consolidado en nuestras categorías inferiores y en los equipos al fomentar el apoyo a los futbolistas de clase. Fabián, elegido el mejor del torneo, es el ejemplo moderno de esta filosofía.

Vicente del Bosque: «Estos chicos empujan para estar en la selección absoluta, se hacen las cosas muy bien desde hace tiempo, los clubes se dedican con acierto y muchas horas de trabajo a sus canteras»

Su ayudante entonces, Julen Lopetegui, cogió las riendas en la edición de 2013 y obtuvo la cuarta victoria española en esta división de los futbolistas promesa, la antesala del equipo nacional absoluto. Venció 4-2 a Italia en la final con un grupo que después ascendería paulatinamente a la plantilla de Vicente del Bosque: De Gea, Rodrigo, Isco, Koke, Nacho, Carvajal, Íñigo Martínez, Canales, Alberto Moreno, Bartra, Morata, máximo artillero de la competición con cuatro goles, y Thiago como la figura de la final, autor de tres dianas.

Del Bosque vigiló constantemente aquella cantera, ganadora de dos títulos en dos años, para inyectar nueva energía a la selección absoluta, que conquistó en 2012 su segunda Eurocopa consecutiva y su tercer gran corona a escala internacional, tras adjudicarse el Mundial de Sudáfrica y la Eurocopa 2008. Cronológicamente, Luis Aragonés y el exseleccionador salmantino dirigieron esa era triunfal que también se vivió en los sub 21. La historia se repite hoy con el conjunto liderado por Luis de la Fuente.

Javier Clemente: «Esta selección española sub 21 es muy buena, posee mucha calidad, la absoluta tiene el futuro asegurado con ellos. Recuerdo que en 1996 perdimos la final en los penaltis. Lo que son las cosas, Raúl y De la Peña fallaron los suyos»

«Estos chicos de ahora piden sitio en la selección absoluta y aquellos subieron poco a poco, hay mucho nivel en las canteras», precisa Del Bosque a este periódico. «Había y hay muy buenos jugadores porque se hacen las cosas bien desde hace mucho tiempo, los clubes dedican muchas horas de trabajo en sus divisiones inferiores y eso se nota. Los técnicos de la Federación tienen donde elegir en bastantes equipos y eso es muy bueno».

Luis Milla, ganador en 2011: «La apuesta por el balón, por el fútbol de ataque, era irrenunciable y hoy persiste esa idea»

Iñaki Sáez comenzó esa labor en la década de los noventa, en la etapa de Javier Clemente como seleccionador absoluto. Sáez obtuvo el primer fruto en la Eurocopa sub 21 de 1998, cuando derrotó a Grecia por 1-0 gracias a un gol de Iván Pérez. En aquel equipo destacaban nada menos que Guti, Valerón, Míchel Salgado, Roger García, Víctor Sánchez y Arnau. El reto por tener la pelota era claro con Guti y Valerón al mando. «Recuerdo que perdimos la Eurocopa sub 21 de 1996 ante Italia por culpa de los penaltis», rememora Clemente ante este diario. «Lo que son las cosas, Raúl e Iván de la Peña fallaron sus penaltis», señala el vizcaíno. Eran los líderes de un conjunto dirigido por Andoni Goicoechea y rubricado con el potencial de Morientes, Mendieta, Santi, Lardín, De Pedro, Roberto, Karanka, Aranzábal, Idiákez y Dani. «La selección sub 21 de hoy es muy buena, la absoluta tiene el futuro asegurado con ellos», rubrica Clemente.

Luis Suárez y Chus Pereda comenzaron en el 86

Lo cierto es que la apuesta por el fútbol bonito ha sido un anhelo general con épocas de interrupción. Es verdad que con Sáez, Santisteban y otros hombres de la Federación Española se inició un proceso que Luis Aragonés consolidó para siempre. Pero Luis Suárez manifiesta con razón que en los años ochenta, ayudado por el añorado Chus Pereda, «se quiso jugar bien y se consiguió». Suárez celebró la primera Eurocopa sub 21 para nuestro país, en 1986. Venció a Italia en los penaltis, tras ganar 2-1 en el estadio de Zorrilla, resultado que igualaba el 2-1 logrado por los italianos en el encuentro de ida. El plantel elegido por Suárez y Pereda era de órdago. Estaba encabezado por el número uno del torneo, Sanchís, y definido por Roberto, Calderé, Ablanedo, Solana, Andrinúa, Quique, Eusebio, Gallego, Eloy y Paco Llorente, el padre de Marcos.

Hoy, el amor por el buen fútbol lo protagonizan Fabián, Dani Olmo, Ceballos, Roca, Fornals, Oyarzábal y otros muchachos que han escrito otra página de oro en la historia del fútbol nacional, camino de escribirla en platino con la España de Robert Moreno. «Estos jugadores empujan para estar en la próxima Eurocopa», señala del Bosque. Varios la disputarán.