La Confederación Brasileña de Fútbol se vuelca con Sandro Rosell

La entidad defiende la labor de intermediación del expresidente del Barça, ahora en la cárcel, durante su etapa en Brasil

Actualizado:

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) ha defendido el trabajo realizado por Sandro Rosell, expresidente del FC Barcelona, a través de un escrito en el que acredita que su labor solo benefició a los intereses de la entidad brasileña.

Sandro Rosell lleva en prisión provisional desde el 25 de mayo de 2017 junto al político Joan Besolí por, presuntamente, blanquear dinero procedente de la venta de derechos de partidos de la selección brasileña junto al expresidente de la CBF, Ricardo Teixeira.

«No consta que la referida intermediación produjera ningún perjuicio», según el informe emitido por el secretario general de la CBF, Walter Feidman. La institución brasileña ha llegado a esa conclusión tras una investigación interna y ha añadido que sus gastos se financian «exclusivamente por sus propios medios».

La Audiencia Nacional, a través de la juez Lamela, ha negado varias veces la excarcelación del expresidente azulgrana debido a la necesidad de abrir diligencias en el extranjero y a la complejidad de la causa abierta.