Gran debut del «canterano» Cheryshev con Rusia
Cheryshev, en un partido con el Castilla - realmadrid.com
REAL MADRID

Gran debut del «canterano» Cheryshev con Rusia

El jugador del Castilla jugó sus primeros minutos con la selección absoluta rusa ante EE.UU. y no defraudó

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Denis Cheryshev, jugador de la cantera del Real Madrid, vio cumplido este miércoles su sueño de debutar con la selección absoluta de Rusia, en un partido amistoso frente a los Estados Unidos que acabó con empate a dos goles. Fabio Capello decidió dar entrada al jugador del Castilla cuando quedaban apenas quince minutos para el final del encuentro y el zurdo criado en España no defraudó. Aunque no logró marcar, Cheryshev protagonizó varias jugadas de peligro ante el marco estadounidense, haciendo las delicias de sus aficionados. Ya desde su entrada al campo, el joven zurdo fue recibido con una sonora ovación desde las gradas. Curiosamente el padre de Dennis, Dmitri Cheryshev, futbolista que también hizo sus pinitos en la Liga Española en las filas del Sporting de Gijón, debutó ante el mismo rival hace ya más de veinte años (1992).

Mientras estuvo sobre el césped en Krasnodar, el madridista protagonizó varias acciones de peligro, siguiendo la línea que venía manteniendo en el combinado sub-21, con el que ha conseguido seis goles en diez partidos. En su primera ocasión, Cheryshev no pudo eludir a la defensa americana, mientras que en la segunda su disparo desde dentro del área tras recortar a su marcador se marchó lo desvió el guardameta Howard con los pies.

Aún tendría una oportunidad más, la última del partido, pero tras girarse disparó a las manos del portero de EE.UU.

Denis Cheryshev ascendió la pasada temporada a la Segunda División con el Real Madrid Castilla y el pasado verano, durante la pretemporada, se convirtió en el primer jugador ruso en vestir la camiseta del primer equipo blanco. El canterano blanco es uno de los jóvenes que el italiano Capello tiene en mente para formar la columna vertebral de Rusia en el Mundial de Brasil 2014 y en la siguiente Copa del Mundo que organizará, precisamente, Rusia.