Fórmula 1Alonso y McLaren vuelven a la normalidad

El motor Renault funcionó sin fallos y el español, que perdió una rueda en un trompo, se sitúa detrás de Red Bull, Mercedes Ferrari y Renault

MONTMELÓActualizado:

Trece minutos después de dar comienzo los primeros entrenamientos oficiales de la temporada de Fórmula 1, el McLaren que conduce Fernando Alonso arrancó a la primera en Montmeló. Es la primera alegría para el ovetense después de tres años negros con Honda, ya que el motor Renault no dio problemas como lo había hecho el propulsor japonés durante tres inviernos seguidos. Un punto de partida para el español, que hizo un trompo al perder una rueda por una tuerca defectuosa, y que al menos pudo trabajar en igualdad de condiciones respecto a sus competidores. Sin motivos para la fiesta, pero paso a paso Alonso vuelve a la zona media de la Fórmula 1, por detrás de Red Bull, Mercedes y Ferrerai. En los cursos anteriores, era probablemente el peor coche de la parrilla, a tres o cuatro segundos, y este lunes se quedó a un segundo de los mejores.

Fue un motivo de satisfacción para los directivos de McLaren, apostados Zak Brown y Eric Boullier a pie de garaje para presenciar la salida del coche.

Alonso se puso en marcha a las 9.13 de la fría mañana en Montmeló. No hubo el estrés conocido de ediciones anteriores, en Jerez y en este mismo circuito. El motor Renault se puso en marcha y junto al resto de los coches, el McLaren comenzó su andadura con vistas a la temporada 2018.

Todo parecía normal en el garaje de McLaren, donde las caras de felicidad contrastaban los gestos incómodos de los años pasados. Alonso dio una vuelta de instalación, volvió al garaje, los ingenieros ajustaron parámetros y el coche regresó a la pista en busca de kilómetros.

Sucedió que cinco vueltas después de haber iniciado su periplo en Montmeló, la ley de Murphy planeó sobre la cueva de Alonso. «Si algo tiene que salir mal, nos sale a nosotros», decían en el garaje McLaren. Al coche del español se le salió una tuerca y perdió un neumático antes de detenerlo en la curva de entrada a la recta.

El McLaren volvió al garaje quince minutos después del percance y el equipo británico anunció que tardaría un par de horas en reparar la avería. El piloto regresó a la pista sobre la una de la tarde, depués de que los mecánicos reparasen la avería.

El CEO de McLaren aseguró en rueda de prensa que el problema había sido una «tuerca defectuosa». «Pero estamos bien. Para esto son los test. Todos los equipos tendrán varios problemas, por lo que no es algo muy grave».

Al concluir la tanda matinal de ensayos, Ricciardo marcaba el mejor tiempo con el Red Bull (1.20:179 y 60 vueltas), seguido por Bottas (Mercedes, 58 vueltas) y Raikkonen (Ferrari y 60 giros). Alonso estaba octavo con diez vueltas.

Por la tarde, Alonso completó parte del trabajo que no pudo realizar por la mañana. Estiró el programa y el motor Renault hasta 49 vueltas en un día. No es para tirar cohetes, pero deja muchas mejores sensaciones que en los tres años precedentes con el motor Honda.

El mejor tiempo fue para el australiano Ricciardo, con Red Bull y motor Renault, por delante de Bottas (Mercedes, a una décima), Raikkonen (Ferrari, a tres décimas), Hulkenberg (Renault, a tres décimas), Sainz (Renault, a 1,3 segundos), Hamilton (Mercedes, a 2,1 segundos) y Alonso, séptimo, también a 2.1 segundos.