Durant, camino del vestuario, consolado por Ibaka
Durant, camino del vestuario, consolado por Ibaka - AFP

Final de la NBADurant, 12 minutos y grave lesión

En su vuelta a las pistas, la estrella de los Warriors se rompió el tendón de Aquiles de su pie derecho

Actualizado:

El presidente de operaciones de Golden State Warriors, Bob Myers, informó que Kevin Durant sufrió una lesión en el tendón de Aquiles de su pie derecho durante el quinto partido de la final de la NBA que enfrentó en Toronto a los Raptors y los Golden State Warriors.

Los Warriors ganaron el partido 105-106 a pesar de que Durant se tuvo que retirar en el segundo cuarto. En los 12 minutos que estuvo en pista anotó 11 puntos y consiguió dos rebotes.

Era el primer partido que jugaba Durant tras una lesión en la pantorrilla que le había alejado de las pistas durante más de un mes.

En la conferencia de prensa tras el partido, Myers, casi entre lágrimas, afirmó que si alguien es responsable de lo sucedido con Durant, las culpas deben ir dirigidas a él. «Le habían permitido jugar esta noche; fue una decisión de conjunto. No creo que nadie es responsable pero entiendo en este mundo, si es necesario, se me puede echar la culpa a mi», explicó Myers.

«Y quiero decir algo sobre Kevin Durant. Kevin Durant ama el baloncesto y la gente que ha cuestionado si quería volver a este equipo estaban equivocadas», continuó.

Con el «alma dolorida»

«Mi alma está muy dolorida en estos momentos. No quiero mentir, pero ver a mis hermanos obtener esta victoria fue como beber tequila, me dio nueva vida», aseguró Durant en su cuenta de Instagram.

Por su parte, el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, declaró estaba «muy orgulloso» de sus jugadores por «el increíble corazón y valor que han demostrado». «Por otro, estoy devastado por Kevin. Un victoria increíble y un pérdida terrible al mismo tiempo», admitió.

Kerr también se refirió a la reacción de parte del público de Toronto cuando Durant se lesionó y los intentos de los jugadores de los Raptors de acallar a los espectadores para que respetasen al contrincante.

«Los jugadores de los Raptors estaban diciendo a la multitud que se callase, por respeto, lo que aprecio. Algunos de los seguidores estaban aplaudiendo cuando pasó y creo que los jugadores de los Raptors entendieron la gravedad e intentaron acallarlos», dijo.

«Durante un par de minutos, todo parecía espeluznante y extraño y fue necesario un poco de tiempo para que los dos equipos se serenasen», añadió el entrenador de los Warriors.

También un rival, Serge Ibaka, tuvo palabras para su compañero y amigo Kevin Durant: «El baloncesto es un juego, pero hay cosas más importantes en la vida, como un amigo que se lesiona. Ese daño no podemos celebrarlo. Estamos aquí porque jugamos limpio y no puedo estar contento por algo que le pasa a otro y que no me gustaría que me pasase a mí»