La Cubierta, además de peleas de boxeo, alberga más tipos de combates como las Artes Marciales Mixtas
La Cubierta, además de peleas de boxeo, alberga más tipos de combates como las Artes Marciales Mixtas - ABC
Boxeo

El renacer de La Cubierta de Leganés

Un nuevo evento reúne este sábado a varios de los mejores boxeadores del panorama nacional en la emblemática plaza madrileña

Actualizado:

Corría el 29 de enero de 1999 cuando en la zona sur de la Comunidad de Madrid se vivió un día histórico para el boxeo nacional. Javier Castillejo se proclamaba campeón mundial WBC del peso superwélter al derrotar a los puntos al estadounidense Keith Mullings en un escenario inmejorable: una Cubierta de Leganés que lucía como una caldera abarrotada con 15.000 espectadores. Ese día fue cumbre en este particular enclave y se convirtió en un emblema del noble arte. Con el paso del tiempo, fue decayendo el número de veladas que se llevaban a cabo en la plaza de toros madrileña. Cierto es que en los últimos tiempos se ha tratado de recuperar esa atmósfera boxística como en el campeonato de Europa que tuvo lugar el pasado julio entre Nicolás Nieto y Rubén González.

Ahora, el boxeo tiene la oportunidad de resurgir con la fuerte apuesta de «Fight Club Slam», un nuevo evento que aterriza en La Cubierta este sábado con un cartel repleto de grandes nombres españoles en el que otrora fuese el templo nacional de este deporte. Jonathan «Maravilla» Alonso, Isaac Real «Chaca», Jerome Santana «Chocolatito», Abner Lloveras y Sandor Martín son los púgiles que se subirán al cuadrilátero para volver a honrar al boxeo en el centro de la Península.

«El boxeo español ha tenido un ‘boom’ muy grande y tenemos que intentar mantenerlo», asegura Sandor Martín a ABC mientras ultima su preparación para la batalla. En un panorama nacional falto de superestrellas que logren arrastrar a miles de seguidores, el púgil barcelonés confía en el elenco que forma parte de este mundo actualmente. «Hacía tiempo que no había tantos entrenadores y boxeadores tan buenos y tantos aficionados». Sandor, que tiene en el horizonte dar el salto a Estados Unidos, aprecia el esfuerzo que está haciendo la promotora para recuperar el espíritu de las 16 cuerdas y anhela obtener una gran respuesta del público. «Creo que es un gran evento. Poder reunir a grandes peleadores de toda España en una misma velada se tiene que valorar y espero que la afición acuda en masa». Es una oportunidad de oro para afianzar los deportes de combate.

La clave para recuperar el lugar perdido como epicentro boxístico reside en la constancia. Por eso, los nuevos promotores quieren impulsar de nuevo su crecimiento y vestirla con sus mejores galas. «Lo más importante para hacer estos eventos es la continuidad», sostiene Luis Honrado, CEO de «Fight Club Slam», puesto que «hace muchos años en Madrid había una afición enorme». No es casualidad que este escenario antaño colgara el cartel de «no hay entradas». «Escogimos La Cubierta de Leganés porque en la zona sur de la Comunidad de Madrid está muy arraigado todo el tema del boxeo», explica Honrado.

Mucho más que boxeo

Uno de los problemas a la hora de organizar las veladas son las trabas burocráticas que en ocasiones dificultan que lleguen a buen puerto. En este caso el camino no ha sido tan arduo. «Es un recinto de gestión privada. Una vez que llegamos a un acuerdo, empezamos a hacer el papeleo para el tema de las licencias para que el Ayuntamiento te dé el visto bueno y los nuevos dueños nos han puesto muchas facilidades».

Otros deportes de contacto como las artes marciales mixtas o el muay thai están en continuo crecimiento. Es por ello que sobre el ring de La Cubierta también desfilarán algunos de los mejores luchadores españoles del arte tailandés. «Fight Club Slam» se decanta por un formato innovador que abandone la monotemática deportiva y consiga amalgamar a los fieles de otras disciplinas de combate.