Una imagen del combate
Una imagen del combate - AFP

BoxeoLa victoria «a lo Rocky» de Tyson Fury

El peso pesado británico vio peligrar su victoria ante Wallin por un profundo corte en la ceja

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un combate de boxeo no puede ser aburrido si por medio está Tyson Fury. El peso pesado británico acabó encontrando los recursos precisos para derrotar al sueco Otto Wallin este sábado en Las Vegas, después de una pelea digna de cualquiera de las películas de 'Rocky'.

Si Sylvester Stallone hubiese estado frente a su pantalla de televisión habría sonreído al ver esta velada que recordó a sus películas de boxeo, con doce asaltos entre dos boxeadores dándolo todo para ganar. Fury con un sentido de urgencia ante el riesgo de que la pelea fuese detenida por sus daños -sangraba abundantemente-, y Wallin consciente de la hazaña que podía protagonizar.

Desde fuera, a Deontay Wilder no le quedó otra que sonreír cuando vio al hombre que le había obligado a ir a un sorteo hace diez meses. Si el estadounidense vence a su compatriota Luis Ortiz en noviembre se encontrará con Fury según lo planeado el 22 de febrero para aclarar las cosas, con el cinturón de la WBF en juego.

«¡Deontay Wilder, eres el próximo, imbécil!», Le gritó el británico justo después de la pelea. Queda por ver si su lesión, que le obligó a ir a recibir tratamiento al hospital, probablemente no retrasará esta cita.

El boxeador de Manchester tuvo que trabajar durante los 36 minutos que lo llevaron a su victoria número 29 para corregir una situación muy comprometida después de un violento gancho de izquierda de Wallin que le partió una ceja. El contratiempo hizo que Tyson Fury dudara en las siguientes tres rondas, sin que Wallin realmente intentara aprovecharlo para batirle.

Así que cada vez que regresaba a su esquina, mientras apretaba los dientes y le cerraban su gran herida, su entrenador le mantenía en la pelea. Finalmente logró relanzar al valiente británico, que dominó en gran medida durante la segunda parte de la pelea, con poderosos golpes que agotaron a Wallin, sin hacerle caer. Al final Fury fue lógicamente ganador por unanimidad por los tres jueces (116-112 / 117-111 / 118-110).