Asombroso regreso de Phelps
Phelps, en su regreso a la piscina - afp
natación

Asombroso regreso de Phelps

Solo Ryan Lochte pudo ganar al nadador de Baltimore en su regreso al agua tras su retirada en 2012

Actualizado:

El nadador Michael Phelps asombró a propios y extraños en su regreso al agua después de su retirada tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con una magnífica actuación en las pruebas de 100 metros mariposa en el Gran Premio de Natación de Mesa, en Arizona.El estadounidense, el atleta con más medallas en la historia olímpica, únicamente fue batido por su compatriota Ryan Lochte, quíntuple campeón olímpico, que ganó la prueba con un tiempo de 51.93.Phelps, con un palmarés de 18 títulos olímpicos y un total de 22 medallas, había logrado el mejor tiempo de la sesión matinal (52.84), pero no pudo bajar de los 52.13 en la final. Aún así, supuso la cuarta mejor marca del año en la distancia.

Michael Phelps posee el récord nacional de los 100 metros mariposa y se convirtió en el primer nadador en ganar la misma prueba en tres Juegos Olímpicos consecutivos, después que en Londres lograse un tiempo de 51.21 segundos.

La prueba de Londres fue la última en la que participó antes de la disputada en Mesa, en lo que muchos consideran como el inicio de su vuelta a la competición para prepararse para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El norteamericano, que regresó a los entrenamientos regulares en el mes de enero, se mostró muy satisfecho por su regreso pese a su segunda plaza: «He cumplido el objetivo. Ha sido un placer enfrentarme a Lochte en la final. No puedo más que repetir que verdaderamente me he divertido mucho desde que he vuelto a competir».El de Baltimore explicó que afrontó la final más relajado que las series en las que estuvo «más ansioso que nunca en 13 años», y que estaba «contento de disputar una final pese a que no salí bien y mi giro fue uno de los peores de mi carrera».

Phelps, de 28 años, aseguró en la rueda de prensa posterior a la carrera que no sabe si participará en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. «Esta es mi primera prueba, la primera carrera. Todavía queda mucho por hacer antes de decidir si sigo o no. Estoy de vuelta en la competición porque me divierte, porque me hace feliz. Sólo soy alguien que se divierte con una nueva experiencia», zanjó.