El colmo del animalismo: este sábado se celebra el primer concierto para perros

El centro canino de Miraflores quiere crear «una atmósfera de armonía entre los perros y sus acompañantes humanos»

MadridActualizado:

Cuando parecía que era imposible que los animalistas echasen la pata (perruna) más hacia delante, se han vuelto a superar: las personas y la música ya están al servicio de los animales. El centro canino Miraflores ha organizado para el próximo 29 de junio un concierto para perros. Sí, sí, como leen, para perros.

Se cuenta en la web que el concierto será en directo, con música «creada específicamente para ellos», con el fin de «inducir al perro a un estado de relax y calmado disfrute, a través de suaves melodías, combinadas con sonidos de la naturaleza. En el concierto se pretende crear una atmósfera de armonía y relax tanto en los perros como en sus acompañantes humanos». Ahora los perros no son los animales de compañía... Ahora los humanos son los animales de compañía de los perros. Una locura.

En pomiramirez.com, explican cómo ha surgido la música para el can: «Quiero dar un paso mas allá, creando en esta nueva etapa una serie de conciertos tanto a nivel nacional como internacional, destinados a recaudar dinero para ayudar a los animales sin hogar, no solo de nuestro país, tambien vamos a ayudar a protectoras y personas que dedican su vida a ayudar a los animales víctimas de la guerra como los de Siria, o lugares donde los derechos de los animales y su protección se encuentran aún en un estado, digamos, embrionario. Aunque es un objetivo ambicioso, no tengo la menor duda que entre todos podemos hacer realidad, este sueño de solidaridad animal, sin fronteras». La solidaridad animal está muy bien, pero pensar antes en perros que en niños en Siria...

El «evento» comenzará a las ocho de la tarde, pero una hora antes se celebrará «un paseo en manada»: «Está previsto un paseo con todos los perros y dueños fuera del recinto, con el objetivo de ecualizar la energía de los perros asistentes al concierto, tratando de crear un estado óptimo para asistir al concierto».

El concierto para perros durará cincuenta minutos. Luego, se podrá visitar el stand de Corazón Animal y «tomar un refresco». Visto lo visto, se supone, que los camareros humanos servirán una fanta al can de turno...

Próximamente, ya se habla de un concierto para toros. Marius, claro. Los antaurinos solo se arriman a un buey. Las críticas por el concierto perruno no se han hecho esperar. El animalismo, como asegura Victorino Martín, presidente de la Fundación de Toro, es un «fenómeno muy preocupante; detrás de los toros, irá todo lo demás».