Los tendidos de la Misercordia, llenos a rebosar
Los tendidos de la Misercordia, llenos a rebosar - afp

Pamplona tendrá presidentes abertzales en las corridas de San Fermín

El alcalde, Joseba Asiron, se ha declarado «aficionado del 7 al 14 de julio»

Actualizado:

Las corridas de la feria de San Fermín, que comienza este sábado, tendrán varios presidentes de ideología abertzale por primera vez desde las tres últimas legislaturas municipales, y entre ellos el propio Joseba Asiron, flamante alcalde de Pamplona por Bildu.

En tal condición, Asiron presidirá, vestido de levita y chistera como es tradicional, la corrida del día del patrón de la ciudad, 7 de julio, que abrirá la serie continuada de ocho festejos mayores después de la celebración de la novillada y la corrida de rejones del prólogo.

Pese a las reticencias ante la tauromaquia mostradas por su partido en las instituciones vascas, como el ayuntamiento de San Sebastián, Asiron es abonado de las andanadas de sol de la monumental pamplonesa y se ha declarado «aficionado a los toros del 7 al 14 de julio», informa Efe.

Aun así, la nueva corporación municipal, que mantiene la titularidad de un palco gratuito con 62 localidades, ha anunciado que pondrá a la venta otros cuatro abonos taurinos asignados al ayuntamiento para derivar su coste de 2.176 euros a fines sociales.

Precisamente a esos mismos fines, a través sobre todo de su residencia de ancianos, es a lo que la Casa de Misericordia, propietaria de la plaza y cuya junta de gobierno preside el propio alcalde, destina los beneficios de las corridas de San Fermín desde hace más de un siglo.

Por la formación abertzale, que gobierna en la capital navarra por un pacto entre partidos de izquierda tras las recientes elecciones municipales, será también Aritz Romero quien ejerza este año como presidente de corrida el día del «Pobre de mí», aunque este concejal ya lo hizo en la anterior legislatura por otro partido.

El resto de corridas, según decidió la corporación municipal, serán presididas por tres concejales de Unión del Pueblo Navarro, dos de Geroa Bai y uno del Partido Socialista de Navarra, quedando fuera del palco de la plaza de toros los de Aranzadi, formación cercana a Podemos, y el único de Izquierda-Ezkerra.

Pero más allá de estos aspectos políticos y taurinamente secundarios, Pamplona está ya preparada para que dé comienzo uno de los seriales de mayor repercusión del calendario, con un interés que comienza ya a las ocho de la mañana con sus famosísimos encierros.

Con el noventa y ocho por ciento de los abonos renovados, los llenos asegurados y más de la mitad de los lotes de toros esperando su lidia en los corrales del Gas, los Sanfermines de 2015 comenzarán mañana con una novillada en la que actuarán tres noveles punteros: Posada de Maravillas, Varea y el peruano Roca Rey.

Tras la también tradicional corrida de rejones del día 6, con la eterna presencia de los navarros Hermoso de Mendoza y Roberto Armendáriz junto a Sergio Galán, las ocho corridas de a pie presentan distintos atractivos, con el toro como centro magnético de toda la fiesta y presentado siempre con un generoso trapío.

En el apartado ganadero, además de los hierros ya habituales de la llamada Feria del Toro y entre los que el de Miura sigue siendo santo y seña, durante esta edición debutarán los de El Tajo y La Reina, propiedad del matador retirado Joselito, y el de José Escolar, de encaste Albaserrada.

De los veintiún matadores de toros anunciados, sólo repetirán paseíllo Juan José Padilla -ídolo de las bulliciosas peñas de sol-, Miguel Ángel Perera y el vizcaíno Iván Fandiño, que fueron precisamente los triunfadores del pasado año en esta plaza.

Por su parte, las principales figuras del escalafón figuran casi de forma testimonial en Pamplona, pues El Juli, Alejandro Talavante y Sebastián Castella han contratado una única actuación con la Casa de Misericordia, mientras que Morante de la Puebla, Enrique Ponce o José María Manzanares ya declinaron su participación.

El resto de puestos en los carteles estará ocupado por Morenito de Aranda y López Simón, a los que se recompensan sus triunfos en Madrid, Jiménez Fortes, Diego Urdiales -que sustituye al lesionado Antonio Ferrera-, Pepe Moral, Miguel Abellán, Juan del Álamo y otra serie de espadas modestos que intentarán aprovechar la oportunidad ante el desmesurado toro de Pamplona.

Además de los festejos formales, la plaza de Pamplona será escenario durante las mañanas de varios concursos de recortadores y de las citas denominadas «Toros en familia», que consistirán en una clase práctica del rejoneador Roberto Armendáriz, el día 10, y en un tentadero de vacas de casta navarra a cargo de tres becerristas de la zona.

Y, por supuesto, los encierros, que serán emitidos a una audiencia millonaria tanto por TVE como por la cadena norteamericana NBC, para volver a ofrecer un año más la imagen inconfundible de una fiesta conocida mundialmente desde que Ernest Hemingway escribiera de ella absolutamente fascinado.