Antonio Pérez Henares (izquierda) y Juan Luis Arsuaga, en Burgos, durante la presentación del libro
Antonio Pérez Henares (izquierda) y Juan Luis Arsuaga, en Burgos, durante la presentación del libro - RICARDO ORDÓÑEZ

Antonio Pérez Henares: «La sociedad española necesita reencontrarse con su historia»

Publica su nueva novela, «La canción del bisonte», que fue presentada en Burgos por Juan Luis Arsuaga

BurgosActualizado:

Para presentar la nueva novela del periodista Antonio Pérez Henares, «La canción del bisonte» (Ediciones B), la editorial organizó un viaje al Paleolítico vivo y al Museo de la Evolución de Burgos siguiendo las huellas de los bisontes y otras especies ya extintas que se pasean por este libro. Apadrinando su presentación, acompañaba al autor el destacado paleantropólogo Juan Luis Arsuaga.

«El mundo del Paleolítico me ha fascinado desde que tenía cinco años y aprendí a leer. A leer y a soñar. Tuve un maestro en una escuela de un pueblo pequeño, que ahora tiene cincuenta habitantes en la provincia de Guadalajara, que me enseñó a leer, a escribir y a soñar… A narrar aprendí después de mi abuelo Valentín. Un hombre que escribía oveja con ‘h’ y con ‘b’, pero que recitaba de memoria el romance de ‘La loba parda’», rememora el autor.

«La de la prehistoria es para mí una fascinación absoluta. Reconozco que me cuesta menos conseguir la información gracias a amigos de la talla de Arsuaga, Bermúdez, etc. Los que son ahora la gente más importante del mundo en paleantropología empezaron aquí con veintitantos años y un bocata. Y creo que todavía les vale con un bocata», advierte. Sobre los neandertales, cromañones y sapiens que habitan su novela, comenta que, para él, «lo único importante en esta novela es si he sido capaz de construir personajes». Precisamente, sobre ellos opina Juan Luis Arsuaga:«Lo que me fascina de este libro es que el auténtico protagonista no es Nublo o cualquier otro, es la naturaleza. En esto yo lo veo muy emparentado con la obra de Delibes, o de cualquier otro escritor que haya concedido a la naturaleza el papel protagonista».

Sobre el éxito de ventas de la novela histórica, en este caso prehistórica, en España afirma que «hay una ciudadanía con sentimiento constitucional que está hasta las narices de que le intenten imponer una historia como si fuéramos la cloaca del mundo, cuando en verdad somos un gigante. El gigante más grande de la historia del mundo. Y, como tal, proyecta la sombra de un gigante también. Llegar a América hizo que el mundo fuera el doble de lo que era. Y darle la vuelta lo globalizó. Yo creo que la ciudadanía está harta de que tengamos que sentirnos la vergüenza de Europa, el cáncer del mundo, la metástasis del universo. La gente quiere reencontrarse, seria y sanamente, con su historia. Cuando digo orgullo significa sentimiento de asunción de lo bueno y de lo malo de la Historia. Y eso lo está encontrando en la novela histórica. La sociedad española necesita reencontrarse con su propia historia, sin tonterías. Cuando se ganó y cuando se perdió. En lo bueno, en lo malo y en lo mediopensionista», concluye Pérez Henares.