Desestiman el recurso de Odyssey contra la sentencia favorable a España
Parte de los cientos de miles de monedas de oro y plata halladas por Odyssey - REUTERS

Desestiman el recurso de Odyssey contra la sentencia favorable a España

Fuentes consultadas por ABC aseguran que la intención de la empresa es recurrir ahora ante el Tribunal Supremo para no tener que devolver el tesoro de la «Mercedes»

MADRID Actualizado:

El Tribunal de Apelaciones de Atlanta ha desestimado el recurso presentado por la empresa Odyssey Marine Exploration contra la sentencia que le obliga a entregar a España el tesoro de la fragata española «Nuestra Señora de las Mercedes», según ha confirmado el abogado James Goold.

Fuentes diplomáticas consultadas por ABC aseguran que la intención de Odyssey es recurrir ahora ante el Tribunal Supremo. Se calcula en un 80% las probabilidades de que los cazatesoros traten de llevar el caso hasta el final. Pero lo cierto es que el Supremio estadounidense no atiende todos los casos que se le presentan, sino aquellos en los que puede aclarar criterios con su jurisprudencia. Siendo así, lo más probable es que decline aceptar el caso, dada la unanimidad de las sentencias en todas las instancias, que hasta ahora han dado la razón a España en la batalla legal por la carga de la fragata «Mercedes».

Saqueo de «tesoros nacionales»

En caso de que Odyssey ni siquiera intente llevar el caso al Supremo, lo más seguro es que el Tribunal de Atlanta les dé un muy breve plazo de tiempo para devolver las monedas a España. Nuestro país tiene el plan de retorno del material expoliado preparado desde hace meses.

La sentencia que Odyssey recurrió ante el Tribunal de Apelaciones de Atlanta reconoce los derechos del Estado español sobre la embarcación y su cargamento y ordena la devolución y entrega a España de todas las monedas y objetos extraídos del pecio.

La Comisión Europea lanzó este lunes una consulta pública para buscar el modo de mejorar la protección que se concede al patrimonio cultural, histórico y artístico de los Estados miembros, con el objetivo de evitar el saqueo de estos «tesoros nacionales», que después son vendidos fuera del territorio.