Eduardo Mendoza, durante su intervención hoy en el Hay Festival de Segovia
Eduardo Mendoza, durante su intervención hoy en el Hay Festival de Segovia - efe

Eduardo Mendoza: «He votado en contra de la independencia porque creo que es perjudicial para Cataluña»

Considera que el secesionismo sería «empobrecedor para los catalanes»

efe
Actualizado:

El escritor Eduardo Mendoza ha votado "en contra de la independencia" de Cataluña porque la considera "perjudicial" para los catalanes, pero cree que, "pase lo que pase hoy", el conflicto sigue ahí y "ningún gobierno tiene interés en resolverlo".

Eduardo Mendoza dio hoy su opinión sobre las elecciones catalanas durante la conversación que mantuvo con el crítico literario Tomás Val, en la jornada final delHay Festival de Segoviay en un encuentro organizado por la Fundación José Manuel Lara.

Aunque el motivo del encuentro eran los cuarenta años que ha cumplido "La verdad sobre el caso Savolta", su primera novela, reeditada ahora con el que hubiera sido su título original y que fue censurado, "Soldados de Cataluña", el escritor aprovechó la ocasión para decir lo que piensa sobre las elecciones de hoy. "Sería cobarde no hacerlo".

En el aula magna del campus de Santa Cruz la Real, llena de público, Mendoza explicó que ha votado por correo "en contra de la independencia" por varias razones, entre otras porque él ha sido siempre "una persona muy descreída", nunca le ha "atraído la religión ni la patria".

"Siempre me ha gustado ser extranjero. El patriotismo español no es lo que me hace", dijo Mendoza, que ha vivido "muchos años" fuera de España.

Es "descreído" pero tiene afectos: "Quiero a mi país, quiero a Cataluña, y voto que no porque la independencia sería perjudicial y empobrecedora para los catalanes", señaló Mendoza, uno de los novelistas en lengua española más importantes.

Pero lo cierto, prosiguió el autor de "La ciudad de los prodigios", es que "hay un conflicto que se arrastra desde hace muchísimo tiempo", y "el problema más grave es que hasta ahora no ha habido un deseo verdadero de solucionarlo".

"En Cataluña todo este proceso ha sido un diálogo de sordos, y fuera de Cataluña ni siquiera eso. No ha habido ni siquiera diálogo", afirmó Mendoza (Barcelona, 1943).

"Ningún gobierno tiene interés en resolver el conflicto", tanto por parte de Cataluña como por la del Gobierno central, aseguró.

En su opinión, es verdad que "no hay motivos económicos para plantear una secesión, ni motivos políticos o de justicia. No faltan libertades" en Cataluña.

La razón de un conflicto

"Pero la razón de un conflicto es el conflicto. Desgraciadamente, la literatura y la historia te enseñan que los conflictos solo se arreglan cuando estallan", dijo el autor de "El laberinto de las aceitunas".

Una de las razones que "van y vienen" en el asunto catalán es si se quedará fuera de Europa, en el caso de que se declare la independencia.

"Ese paraíso del que se puede expulsar o no a Cataluña es el resultado de siglos de guerras y matanzas horrorosas, y de un conflicto afortunadamente resuelto", subrayó.

El escritor se mostró "convencido de que hoy no pasará nada porque no puede pasar nada. Hay demasiados intereses, la realidad es demasiado compleja".

Pero no cree que los políticos actuales puedan resolver este asunto.

"El enfrentamiento debería llevar al diálogo y no veo a nadie que esté en condiciones de hablar", dijo Mendoza, quien bromeó con la imagen que habrá en el futuro de los políticos actuales: "Quizá dentro de unos años alguien diga 'qué grandes políticos fueron Rajoy o Artur Mas'", pero lo ve difícil.

En su conversación con Tomás Val, el autor de "Soldados de Cataluña" confesó que "nunca" ha vuelto a leer esta obra. Tampoco suele releer el resto de sus libros.

Pero sí reconoce que le sorprendió el éxito que tuvo su primera novela, esa que finalmente se llamó "La verdad sobre el caso Savolta". El otro título no le gustaba a la censura porque sonaba a separatismo catalán.

Ganó bastante dinero con aquel libro, mucho más de lo que él pudo imaginar, y ese éxito, unido a otros que vinieron después, le ha permitido entregarse a lo que más le gusta en la vida: "No pegar sello y dedicarme a escribir", dijo Mendoza, que en varios momentos hizo reír al público.

También ha habido fracasos en su carrera, de los que está "muy satisfecho", porque "es interesante fracasar para un escritor que ya ha triunfado".

La novela "Una comedia ligera" es, en su opinión, "de las mejores" que él ha escrito y una de las que le hizo disfrutar más. "Salió mal y no sé por qué", admitió.